domingo, 3 de junio de 2012

Jorge Belanko. Permacultor. Constructor natural. El Bolsón, Rio Negro, Argentina.


CHARLA SOBRE CONSTRUCCION NATURAL Y SUS VENTAJAS CON JORGE BELANKO
SABADO 16 DE JUNIO DE 2012, 18.30 HS, CHARLA CON JORGE BELANKO EN LA BIBLIOTECA SAN MARTIN DE SALDUNGARAY, CALLE LA PLATA ESQUINA PAVON.( TornquisT- Provincia de Buenos Aires, a 100 km de Bahia Blanca )
ENTRADA LIBRE Y GRATUITA. 
SE RUEGA PUNTUALIDAD...MUCHAS GRACIAS POR DIFUNDIR Y SALUDOS PARA TODOS !!!!

_____________________________________

QUIEN ES JORGE BELANKO
Jorge Belanko En 1958, en la casa de una familia simple, una mujer le dice a su marido albañil mientras lo ve salir a trabajar: “Llevate a éste a la obra para que no pelee con las hermanas”. El marido obedece. Las manos blancas por el polvillo, la espalda encorvada y las rodillas doloridas es lo que muchos llaman gajes del oficio. Pero el hijo no se queja, y tampoco lo hace el padre. En cambio, trabajan juntos hasta que el hijo se convierte en adulto y finaliza sus estudios como constructor. Pero algo late en su interior, una ansiedad por aprender que lo lleva a consultar a un arquitecto y profesor suyo de dibujo. La pregunta: “¿Por qué no nos enseñan en la facultad a trabajar con materiales naturales?”. La respuesta: “¿Para qué perder el tiempo?”
Ese joven es el hoy adulto Jorge Belanko, nacido en la Capital Federal pero que vivió parte de su infancia en Córdoba, y que actualmente reside en El Bolsón, Río Negro. “Crecí dentro de una construcción”, reconoce este hombre de voz cálida y frases simples, pero llenas de sabiduría. Belanko es una de las tantas personas que defienden e impulsan la construcción con materiales naturales.

¿De qué estamos hablando exactamente? De construir el hogar con materiales del lugar. “Hay una memoria genética de construcción del propio refugio”, asegura Belanko. La meta: utilizar materiales que se encuentran disponibles en el entorno. Pero, ¿cuáles, de todos los materiales que nos brinda la naturaleza, son aptos a tal fin? Belanko explica a Sustentator que “no hay materiales homologados, porque ninguna tierra es igual a otra, hay fibras más o menos resistentes, arenas de diferentes granulaciones y demás. Entonces, al comenzar una obra, se hacen pruebas con lo disponible, es decir, se realiza un relevamiento de los materiales de la zona”.

Lo que hasta hace poco se consideraba símbolo de pobreza, hoy es sinónimo de sustentabilidad: casas de barro, paja encofrada, adobe, madera y sus diferentes combinaciones son el resultado de esta nueva -o más bien ancestral- forma de construir. Sus beneficios no residen únicamente en lo que implica el desuso de productos modernos o sintéticos y que significan un gasto energético y un aumento de la polución. Las casas hechas a base de estos materiales equilibran la humedad porque absorben y devuelven la humedad del ambiente, conservan mejor el calor en invierno (por ende, se utiliza menos leña) y mantienen los espacios frescos en verano, poseen una mayor resistencia a sismos e inundaciones. Tampoco hay riesgo de incendio, ni escombros durante su construcción y, como si fuera poco, sus habitantes sufren menos reuma y problemas bronquiales que aquellos que viven en casas tradicionales. “Los materiales naturales tienen una relación directa con el ser humano. No siempre existieron los materiales industrializados y, hasta entonces, el hombre construía con lo que había alrededor”. Actualmente, más de la tercera parte del planeta vive en construcciones hechas con materiales naturales. Incluso hay edificaciones hechas hace muchos años y que llegan hasta los 9 ó 10 pisos de altura tales como las Torres de Yemen, o “La Gran Mezquita” de Djenne en Malí, la estructura de barro más grande que se ha construido jamás en el mundo, y que data del año 1906.

 

La construcción natural, básicamente, promueve la idea de que el hombre vuelva a ser el arquitecto de su propio hogar. De esta manera, un grupo de personas sin conocimientos sobre construcción sostenible pero con una sola persona especializada en el tema, puede llevar adelante una obra. Una vez finalizada, la costumbre es colocar un papel en una botella de vidrio con el nombre de todos los que participaron y embutirla en una de las paredes. Belanko asegura que el entusiasmo de la gente y el cariño por la obra hacen que nadie la abandone hasta el final.

El gran referente de Belanko y uno de los principales propulsores de la construcción sostenible y natural es el arquitecto y profesor alemán Gernot Minke, de la Universidad de Kassel. Hace años que Minke se concentra en la construcción alternativa- como la llaman algunos- adaptada al clima y a la construcción ecológica. Belanko toma de sus publicaciones muchos datos y técnicas.

“Imaginate que yo trabajé durante años con las manos llenas de rasgaduras. Agarrar el barro es diferente. Uno puede sentir la tierra y moldear el material. Para mí, una casa tiene que estar hecha de tal manera que de ganas de acariciarla, y la construcción natural invita a eso”, explica Belanko con la parcimonia característica de un hombre satisfecho que ha logrado hacer un aporte a su comunidad. “Me preocupa que la gente, a veces por ignorancia, esté viviendo debajo de una lata”.

Frente al interés de la gente, Belanko filmó un documental llamado “El barro, las manos, la casa”, en el cual se explican de manera didáctica los beneficios y las técnicas de construcción natural. A este video, se suman talleres que dicta Belanko para lograr que la comunidad pueda conocer y ejercer las técnicas que él mismo enseña. “A mí no me interesa que se hable de mí, sino que la gente aprenda los beneficios de la construcción natural”, dice. Y al preguntarle si confía en que iniciativas como la suya ayuden a que el día de mañana la humanidad retome la costumbre que perdió de volver a utilizar materiales naturales para la construcción, Belanko tiene una frase prestada para respondernos: “El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir del otro lado del mundo"




Este video fue editado en DVD en el año 2005 junto con el libro: Permacultura y Construcción Natural. Expeciencias, Técnicas y Aprendizajes. 2da Edicion. El cual fue el resultado del taller de "La Escuelita" en Bolsón, Patagonia Argentina.

Fue realizado por el Taller del Arca en el marco del Programa "Historias del Paralelo 42" que se emitía por Canal Rural. www.tallerdelarca.com.ar
________________________________________

Entrevista a Jorge Belanko,
sobre construcción natural
Urbano & Orgánico: publicación impresa y boletín electrónico “nosunelonatural”.
Tandil, Nº 19 Octubre 2008
Se realizó en Tandil otro de los cursos de construcción natural dirigido por Jorge Belanko, capacitador de construcción natural residente en El Bolsón (Río Negro) y autor de los contenidos del documental “El barro, las manos y la casa” .Compartimos a continuación la entrevista que le realizamos.

¿Cómo llega a este tipo de construcción?
Desde siempre me despertó curiosidad la construcción natural, aunque algunos profesores que tuve desalentaron mi iniciativa, hace 15 años conocí en Chile una institución que estaba investigando sobre este tema y con algo de bibliografía y mucho de experimentación comencé a hacer algunos trabajos para mí y otros muy pequeños para terceros.

¿En qué consiste?
Tiene que ver con la utilización de los materiales que nos brinda la naturaleza del entorno donde se construye, una construcción natural puede tener diferentes materiales como por ejemplo: tierra, arena, grava, arcilllas, fibras vegetales, piedra, maderas y otros materiales naturales.

¿Cuál es el origen de este tipo de construcción?
Calculan los que dicen que saben, que tiene aproximadamente 10.000 años.

¿Cuáles son sus beneficios para la salud y para el ambiente?
En este tipo de construcción se emplea entre el 1 y el 5% de la energía, con relación a los materiales industrializados, como por ej. el aluminio, hierros, ladrillos cerámicos, cemento,etc.Para la salud de los habitantes tiene la ventaja de contar con las características de la tierra (cosa que aún no han podido igualar con ningún material industrializado). Su capacidad de equilibrar la humedad del ambiente hace que las personas sufran menos enfermedades bronquiales, reumáticas y una serie de otras que se derivan de estas. En estos ambientes hay menos electricidad estática, y menos polvillo flotante en el aire. Son más frescas en verano y mucho más fáciles de calefaccionar en el invierno.

¿En quiénes despierta tanto interés esta construcción en un contexto moderno de búsqueda de confort sin límites?
En personas que están informadas principalmente.

¿Cree que la construcción natural puede ser el disparador para una vida comunitaria?
Sí, este tipo de construcción invita a la autoconstrucción y a las mingas (reunirse mucha gente para hacer algo).

¿Sería más que un método una filosofía?
Para algunos puede ser una filosofía, para otros un método, pero para mí es un acto de emergencia ante la crisis ecológica mundial en que vivimos.

La gente que se acerca a sus cursos ¿qué inquietudes tiene?
Por lo general es gente que necesita una vivienda o ampliar su casa, otros vienen a todos los cursos que hago por el ambiente de camaradería, relación humana y de construcción de redes de constructores con materiales naturales que se genera en ellos.

¿Cuál es la postura de los arquitectos y la facultad?
Hay algunas personas que no aceptan este tipo de construcción, esto ocurre por falta de información o más bien desinformación que ha ocurrido en los últimos 100 años. También hay una gran apertura con relación a estos temas, lo he notado en cada presentación de la película “el barro, las manos, la casa*”, como por ejemplo en el IV congreso nacional de vivienda rural que se realizó en la ciudad de Mendoza, donde tuvo una aceptación masiva. Al cual asistieron 450 representantes de instituciones de todo el país. Es evidente que todos los profesionales en un futuro tendrán que por lo menos informarse para estar a la altura de las circunstancias.

Entre los arquitectos se acepta la idea de que la provincia de Buenos Aires es muy húmeda para la construcción en barro. ¿Es así?
Si entras en una casa de tierra que hace años está cerrada, y aún con humedad ascendente desde los cimientos no vas a sentir olor a hongos, además la historia de Buenos Aires es una historia de construcción con tierra cruda y aún hoy hay muchas más construcciones en tierra de las que pueda imaginarse un habitante de la ciudad de Buenos Aires. Tal vez hay todavía personas que creen que el Cabildo esta hecho de hormigón armado…..

¿En qué proyectos está participando?
En la construcción de un prototipo de vivienda en el centro de educación agropecuaria nº 3 de El bolsón (curso anual), en un prototipo construcción natural para la universidad de la Patagonia San Juan Bosco, Pcia del Chubut, en dictar talleres en diferentes provincias, en construir una vivienda particular y además como si esto fuera poco y como lo mío siempre queda para lo último, en concretar unas ampliaciones en mi casa ( cosa que si no lo logro en este año después de tantas promesas me desheredan).

¿Un sueño para compartir?
Que no haya más familias en la Argentina viviendo en una jaula de cantoneras o entre chapas y pedazos de plástico, cosa que se arreglaría con una pequeña capacitación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.