miércoles, 4 de abril de 2012

SANTA FE - ARGENTINA- CONTAMINADA!!!! PAREN DE FUMIGARNOS!!!!


Sábado, 09 de junio de 2012
Nuevo conflicto por fumigaciones cercanas a Firmat
Afectó al matrimonio que atribuye la pérdida de un hijo a la aplicación de agroquímicos.
Denunciaron que la provincia y el municipio violaron la legislación que regula el uso de plaguicidas.
En esta oportunidad, Edgar Fontanellaz llevó su caso a la Unidad Fiscal de Delitos Ambientales.

Desesperación, indignación e impotencia. Esa fue la sensación que tuvo ayer Edgard Fontanellaz al enterarse que estaban fumigando un predio rural lindero a la casa donde vive gran parte del día con su familia en esta ciudad. El hombre se encontraba en Rosario cuando su esposa María Luisa se comunicó con él para contarle lo sucedido y montó en cólera. No es para menos: estaba escuchando una situación calcada a las sufridas en ocasiones anteriores y que fueron motivos de denuncias que aún no derivaron en los resultados esperados.

El matrimonio Fontanellaz perdió hace poco más de un año uno de los gemelos que estaba esperando a causa, aparentemente, de la influencia de los agroquímicos, un caso que tomó trascendencia nacional y que reavivó el debate sobre los posibles efectos nocivos de las fumigaciones en la salud. Desde ese duro golpe la familia aún sigue esperando que la Justicia prohíba las aplicaciones de agroquímicos a menos de mil metros del radio urbano firmatense. Pero ese pedido, al menos hasta ahora, no prosperó y si bien en su momento una medida cautelar impidió que se fumigue en un radio de 800 metros alrededor de la casa de la familia damnificada, al parecer tampoco se habría respetado mientras estuvo vigente.

"Mi esposa me llamó llorando para decirme que estaban otra vez fumigando a sólo 20 metros de mi casa y me puse loco", dijo a La Capital Edgar Fontanellaz para contar la historia que le tocó vivir ayer a partir de las 11 y que derivó en una serie de denuncias de la cuales algunas fueron "subestimadas".

En ese sentido aseguró que al tomar conocimiento sobre el episodio se comunicó con la comisaría de Firmat para "exponer la situación y solicitar que envíe un patrullero al lugar a fin de constatar el hecho, lo cual no ocurrió, razón por la cual denunciaré esta situación ante Asuntos Internos de la Policía para que investigue".

Luego dijo haberse puesto en contacto con la secretaria de Salud de la Municipalidad de Firmat, Marta Vilar, a quien "le pedí que tome cartas en el asunto y me respondió voy a ver qué hago", explicó Fontanellaz.

Desamparado. Al sentirse desprotegido recurrió, a la Unidad Fiscal de Delitos Ambientales, donde fue atendido por la abogada Dolores Douverges, quien le aseguró "que se contactaría con Medio Ambiente de la provincia y con la Municipalidad para que actúen".

Después de un largo raid finalmente Fontanellaz logró el objetivo de que paren de fumigar frente a su casa aunque ignora de dónde partió la decisión. Ello ocurrió luego de la aspersión de agroquímicos sobre varias hectáreas del campo lindante a su domicilio ubicado en Jorge Newbery sin número, del barrio Carlos Casado. Allí se encontraban su esposa y sus dos hijos, Yidio, de siete meses, y Wanda, una nena de 8 años con problemas de hipoacusia bilateral congénita con doble implante coclear, quien ayer no fue a la escuela a raíz del impacto emocional que le causó la situación.

Fontanellaz aseguró que mientras se realizaba la fumigación estaba presente el ingeniero agrónomo municipal. "Mi mujer se acercó a suplicarle que parara la aplicación y le dijo que estaba allí para controlar y se sonrió".

El hombre denunció ayer la situación ante la delegación área sur de la Dirección General de Sanidad Vegetal del Ministerio de la Producción de la provincia. Entre otros puntos planteó que "con esta acción los estados municipal y provincial violan la ley que regula el uso de agroquímicos y que impide fumigar a menos de 500 metros en zonas pobladas además de desconocer la Constitución Nacional, los derechos del niño y adolescentes y el pacto de San José de Costa Rica, entre otros".

Fontanellaz aseguró que en Firmat "crecieron" distintas patologías y muertes presumiblemente vinculadas al uso de agroquímicos y si bien se manifestó a favor del relevamiento que en los próximos días se hará en la ciudad para estudiar el impacto de los agrotóxicos en la salud, sostuvo que "es necesario que se haga con rigor científico" y pidió que el universo de estudio "sea ampliado a toda la ciudad".

De acuerdo a lo previsto en el trabajo que realizará un grupo de estudiantes de las carreras de medicina y enfermería de la UNR, sólo se encuestarán algunos sectores del radio urbano y la zona rural, lo cual comprendería unas 300 familias.

Si bien Edgar reside junto a su esposa y sus dos hijos en su casa familiar, por la noche se traslada con ellos al domicilio de su suegro para descansar. En ese inmueble se alojaron en forma permanente cuando su esposa María Luisa ya había perdido, cuando cursaba dos mes y medio de embarazo, a uno de los gemelos que gestaba. Lo hicieron por recomendación del obstetra Darío García, para evitar exponerse a fumigaciones para no correr más riesgos. Con el tiempo resolvieron alternar su residencia para evitar que su hija sufra el desapego a su hogar de origen, además de estar convencidos que nunca más serían víctimas de fumigaciones.

Fuente: La Capital.



____________________________________________________

Primer encuentro de pueblos fumigados, el sábado 19 de mayo, de 10 a 17 hs. en el CIC de barrio América. Sito en Interbarrial Roca esquina Calle 63, Reconquista - Santa Fe - Argentina

Martes, 22 de mayo de 2012
Se desarrolló el Primer Encuentro de Pueblos Fumigados del Norte Santafesino
Por Matías Ruiz Díaz Yoris

 El sábado 19 de mayo se desarrolló en Reconquista el “Primer Encuentro de Pueblos Fumigados”, una reunión que apuntaba a mostrar -en forma contundente- las consecuencias ambientales y sociales que genera el actual modelo productivo, y de extracción de los bienes naturales, a través de los testimonios de las personas afectadas directamente por esta actividad. Pero también, en el encuentro, se dieron a conocer las distintas acciones que buscan el tratamiento y la modificación de la ley 11.273, que restringe el uso de agrotóxicos en la provincia de Santa Fe.

La jornada, que dio comienzo a las 10 de la mañana y finalizó cerca de las 18, fue convocada por el espacio de organizaciones “Encuentro por los Derechos Humanos”, una multisectorial que viene trabajando hace dos años en el establecimiento de una línea agronómica para la ciudad de Reconquista.

En esta instancia, participaron vecinas y vecinos de los cuatro departamentos del norte provincial –Obligado, Vera, San Javier y 9 de Julio– y con visitantes de la capital provincial, Chaco, Santiago del Estero y provincia de Buenos Aires, interesados por la misma problemática. También hubo presencia de funcionarios de varias áreas de los gobiernos provincial y municipal -no así de los senadores provinciales-, y un equipo de la Escuela de Cine de Santa Fe. 

La modificación de la ley 11.273
En todo el territorio provincial existe una campaña para que el Senado trate y modifique la ley 11.273 prohibiendo las fumigaciones aéreas en todo el territorio provincial y alejando las fumigaciones con cualquier tipo de producto agroquímico a menos de 800 metros de las áreas pobladas, las escuelas y los cursos de agua. A ella se refirió Carlos Manessi, vicepresidente del Cepronat y referente de la Campaña Paren de Fumigarnos: “Todo lo que sucede con impacto de los agrotóxicos sobre la salud es porque la ley que está vigente hoy en la provincia lo permite. Con todos los papeles en regla, te puede fumigar frente a tu casa, como realmente está sucediendo. Por eso entendemos que la prioridad, la necesidad imperiosa, es modificar esta ley… pero tenemos noticias de que no hay voluntad política en el senado para tratar el tema, y nosotros tenemos que hacer que los senadores la traten”, afirmó.
Las voces campesinas
Maximiliano Castillo y Dina Domínguez, son miembros de organizaciones campesinas de base de los departamentos Gral. Obligado y San Javier, respectivamente. Ambas organizaciones forman parte de la Unión de Organizaciones del Norte de Santa Fe (UONSAFE) y a nivel nacional se articulan en la Asamblea Campesina e Indígena del Norte Argentino (ACINA). Desde estos espacios plantean propuestas políticas distintas, basadas en la defensa del territorio y de los bienes naturales.
Maximiliano Castillo, joven de la Organización Obreros del Surco, de Villa Ocampo, explicó que desde su punto de vista este modelo basado en agrotóxicos “nos va excluyendo como personas, sobre todo. Si producís sanamente, el modelo te deja afuera; si producís apostando a la vida, como que no existís”, afirmó. Dijo además que es agricultor por herencia de sus padres y abuelos y que como “joven sin tierra: no tengo ni siquiera espacio para producir lo que me enseñaron”.

El principal problema que amenaza la vida campesina es el desarrollo de la agricultura industrial, que va desplazando a familias de los territorios: “sabemos que defender el territorio es defender el monte, el agua, y que es este modelo agroexportador el que se encarga de extraer todos nuestros recursos naturales, y que a la hora de pesar o ver en la balanza siempre perdemos los pobres, no hay otro perdedor. Además, estamos perdiendo casi siempre un joven: como Cristian Ferreyra en Santiago del Estero, o Néstor Vargas, en Vera”.

Finalmente, Maximiliano propuso discutir la idea de progreso, que para el modelo se relaciona con el agronegocio, para oponerle “la producción sana de alimentos, que también te da de comer”, en pos de ese gran sueño colectivo que tienen muchos campesinos: “vivir dignamente y tratar de vivir en el campo, con producción agroecológica, sin agrotóxicos, y sobre todo que el derecho a la vida se cumpla”.

Dina Dominguez, de la Organización Vida en Libertad, zona de Romang y Durán, encaró el problema por el lado de las arroceras: “las grandes arroceras y las grandes corporaciones, nos están quitando el agua. Están haciendo grandes perforaciones: hay grandes perforaciones, y siguen haciendo más. Lo que hacen es quitarnos el agua, en la época de sequía las familias se quedan sin agua. Hay momentos en que no sale nada, se mueren los animales, no hay para darles de tomar. Desde la vía pública se ven los riegos para sus cultivos cuando la gente está sin agua. No les importa nada, pero en algún momento ellos también van a ser perjudicados y se van a acordar de estos locos que estamos acá reclamando y quejándonos de todo lo que hacen”.

En cuanto a las fumigaciones, Dina contó que “las arroceras cargan los aviones y pasan por arriba de las casas, de los árboles. En este momento están fumigando hasta en la isla. No hace mucho tiempo un avión empezó a fumigar parte de la isla para sembrar pasturas, cosa que nunca se ha visto. Es una tristeza muy grande, porque nosotros nos criamos en la isla, viendo toda esa belleza que tenemos en la costa del San Javier, y ver cómo agarran un avión para matar esos árboles para hacer pasturas, para engordar los bolsillos…”

Por último, la dirigente campesina, habló de la falta de tierras que sufren los campesinos del norte y que los lleva a producir en las banquinas de rutas y caminos rurales y quienes se dicen ‘pequeños productores’ teniendo 500 hectáreas: “hay compañeros que están sembrando sobre las banquinas. Días atrás tuvimos problemas porque se está cosechando el algodón, tienen sembrado batata, y donde nos llegó una nota diciendo que les iban a tumbar todo. Vinieron decididos, con máquinas, a tumbar todo, cuando hay grande agricultores que están ocupando banquinas en muchos lugares, y son personas que no necesitan, que deberían dejarlo para las personas que no tienen tierras, que puedan sembrar ese pedacito, porque nosotros los pequeños productores tenemos ganas de trabajar, simplemente que siempre nos están poniendo trabas”, afirmó.

Aquí se plantea una paradoja, ya que la Campaña Paren de Fumigarnos pide mayor control para frenar la sojización y las fumigaciones en las banquinas –un fenómeno común en el centro-sur, donde los productores aprovechan hasta este espacio público–, pero el mismo Estado que se muestra permisivo para con los grandes productores sojeros se muestra más estricto con los banquineros sin tierra.

La muerte viene con el agua
Mariela Coria, integrante de la comunidad mocoví Rahachalagte de La Lola (Reconquista), en la que viven unas 50 familias, se refirió a los problemas que acarrean las fumigaciones. “Vivimos en un barrio de 11 cuadras, y en todos los alrededores tenemos sembradíos, y también tenemos este mismo problema: el problema nuestro es que se fumiga cuando hay viento, los chicos no pueden respirar, empiezan con sus estornudos. Nosotros lo que tratamos de hacer es encerrarlos, y como comunidad vemos que prácticamente no se puede hacer, pero ahora veo todo esto.”

Coria contó que hicieron un acuerdo con un productor vecino para dejar 100 metros libres de fumigaciones frente a la comunidad, pero que cuando otros productores fumigan a 200 o 300 metros, esto afecta igual a la población. Por eso están a favor de una legislación que contemple 800 metros libres de agrotóxicos alrededor de las poblaciones, “porque lamentablemente ahora son los animales los que se nos mueren, pero con el correr del tiempo no quisiéramos que fuera algún integrante de la comunidad el que se nos vaya. Por eso queremos, como comunidad, que se respeten esos 800 metros; queremos que se paren con los agroquímicos, porque lamentablemente nos están matando poco a poco.”, se lamentaba.

René López, de la misma comunidad, contó las veces que sufrió la mortandad masiva de sus gallinas, patos y hasta mascotas. “Nos sentimos discriminados, no tenemos quién nos defienda, porque en la mortandad más grande, cuando tuvimos en el patio cien patos muertos, de un día para el otro, y más de 80 gallinas amontonadas, muertas, un perro agonizando y otro muerto, no teníamos a quién llamar. Llamé a todos lados, policía, enfermeros, municipio, y nadie me contestaba. Por suerte una compañera de una radio me dio un espacio y en 20 minutos tenía mi casa llena de policías, de gente del municipio, de todos lados, viendo el tema. Pero el problema era mío, no era de la comunidad ni del pueblo. Y hasta el día de hoy estoy esperando saber de qué se me murieron mis animales, la verdad, no quiero más mentiras”.

Pasado más de un año y medio de aquel suceso - que no fue el único pues el fenómeno se repite todos los veranos, con las lluvias- López contó que “tenemos unos chicos adolescentes, que están estudiando y trabajan. Y la inversión de ellos es comprar unas gallinas, unos chanchos, para poder reproducir y bajar el consumo que tenemos en la familia, porque es una familia numerosa. Y ahora yo le digo a los chicos ‘vamos a comprar un chancho’, y me hacen la cara fea: ‘para qué vamos a gastar, si nos están matando todo’. Anoche estábamos preocupados por la lluvia, porque no podíamos salir, pero sobre todo porque cada vez que llueve tenemos que estar pensando en qué animales se nos van a morir. Cuando los chicos ven que viene la tormenta, antes quizá tenían miedo del viento, pero ahora no, ahora piensan cuál de los animales se nos van a morir”

La lucha en las escuelas rurales
La profesora Florencia Zanuttini, docente de la Escuela 1249, en Campo Huber (La Loma), distrito de Colonia Durán, en el departamento San Javier contó que su escuela “está rodeada de campo, y viene teniendo problemas bastante seguido con las fumigaciones. La última vez fue el martes 3 de abril: estábamos en la escuela, en el recreo y vemos la máquina que pasa sobre el tejido, que está a unos quince metros del aula. Era el recreo y los chicos estaban jugando al fútbol, y estaban siendo fumigados. Lo primero que atinamos a hacer fue cerrar todo el salón, cosa que no funcionó mucho, porque el olor fue insoportable, nos empezó a quemar la garganta, la nariz y lo ojos”.
La policía llegó más o menos 45 minutos después, “para ese momento nosotros ya habíamos logrado frenar la fumigación. La respuesta del policía fue que los productores tienen la receta de la comuna y saben que está prohibido fumigar en 300 metros, pero que sin embargo lo hacen, que es un problema recurrente, y que ellos lo que han estado haciendo hasta ahora es darle avisos o llamados de atención, que no hay denuncias hechas y que por lo tanto siguen fumigando”.

Además, contó la docente que “tenemos casos de alumnos que trabajan en el campo manipulando directamente agrotóxicos, y que han tenido que ser atendidos, incluso varios de ellos internados, principalmente por problemas respiratorios y dérmicos. Esa es nuestra situación y creemos que de la mayoría de las escuelas rurales, y estamos luchando contra eso.”. Cuestión que fue ratificada con la aparición de otros casos de escuelas fumigadas, en las actividades grupales.

La billetera que tienen por corazón
Milton Allario, apicultor del paraje Cuatro Bocas (cerca de Villa Minetti, en el Noroeste provincial), contó que allí la problemática con los agroquímicos es la misma: “no se respetan las distancias, te fumigan al lado de tu casa. A nosotros la soja nos desplazó muchísimo. Tuvimos que llevar las colmenas a más o menos 100 km de distancia, porque en la zona era todo soja, no había pasturas, no queda más montes. Más allá de que nos está afectando económicamente, que sería lo de menos, está afectando a mi familia y a todo un pueblo. En nuestro pueblo la mayoría de la gente tiene campo, o tiene mosquito, trabaja como aplicador, así que ya tienen lo recitados de los lavajes de cerebro que les hacen de vez en cuando, pero tampoco me quedo en que no se puede hacer nada”, confirmó.

Milton además, se refirió a las veces que tuvo que invadir la propiedad privada de sus vecinos para parar las fumigaciones a escasos metros de su casa, haciendo luego la denuncia policial. “tenemos que dejar de ser tan dóciles, tan mansos”, invitó.

El joven apicultor, también se refirió a la relación ingenieros agrónomos-productores: “los ingenieros agrónomos dicen que la responsabilidad no es de los agroquímicos sino de los productores. Como que ya no está habiendo tanto compañerismo entre ellos, se están lavando las manos, y dicen que la negligencia está en los productores, que no respetan los vientos, las distancias, las clasificaciones.”

Finalmente, el apicultor se refirió a otra consecuencia de los agroquímicos: “En 4 Bocas, que serán unas 40 casas, hubo muchos casos de abortos espontáneos de familias de productores .La gente que está en contra de los abortos tendría que sumarse, sería muy bueno, porque se están produciendo miles de abortos por esta causa, y en personas que no lo eligen”.

Por todo esto, habría que lograr que los representantes políticos “sientan que es necesario, y que tienen que haber una ley, no que crean, les parece, o estamos obligados a hacerlo, sino que lo sientan… pero creo que es difícil desactivar la billetera que tienen por corazón”.
Una vez escuchados los testimonios de pobladores de un arco territorialmente representativo del norte provincial y de la costa, se entabló un debate entre el auditorio –compuesto por campesinos, productores agroindustriales, militantes ambientalistas, estudiantes, ingenieros agrónomos, funcionarios municipales y provinciales, entre otros,– que evidenció las distintas miradas sobre el tema, en contra y a favor, de este modelo de desarrollo.

Los organizadores del encuentro, elaboraron un diagnóstico del riesgo ambiental vinculado a los agrotóxicos en el norte santafesino y se esbozaron líneas de acción, material que será próximamente difundido a través de las conclusiones del encuentro.
Asistencia. Se registraron más de 110 personas: militantes ambientalistas, vecinos afectados e interesados, productores, funcionarios, etc.
El panel de testimonios estuvo integrado por compañeros y compañeras de la Costa, del norte-norte y del noroeste provincial.
Mas fotos en:
-Fotos de  Matías Ruiz Díaz Yoris del 1er Encuentro de Pueblos Fumigados del Norte Santafesino-
_____________________
Martes 15 de mayo de 2012
Primer encuentro de pueblos fumigados del norte santafesino
El encuentro es organizado por “Encuentro por los Derechos Humanos” y se realizará este sábado 19 de mayo, de 10 a 17 hs. en CIC de barrio América. “El objetivo es impulsar la modificación de la Ley de agrotóxicos y que los gobiernos conozcan las distintas realidades”
La jornada se desarrollará este sábado 19 de mayo, de 10 a 17 hs., en las instalaciones del Centro Integrador Comunitario (CIC) de barrio América, sito en Interbarrial Roca esquina Calle 63 de la ciudad de Reconquista y según informaron desde Encuentro por los Derechos Humanos “este Encuentro está pensado para que los vecinos de los pueblos fumigados urbanos y rurales, organizaciones campesinas, productores, pueblos originarios, estudiantes, médicos y docentes del norte provincial nos encontremos, nos escuchemos y articulemos prácticas para defender nuestros derechos”.

“En este sentido, también requerimos que nuestras autoridades municipales y provinciales conozcan nuestras realidades, con el objetivo de que se trate y modifique este año la ley 11.273 ‘de fitosanitarios’: proyecto que se encuentra en estudio en el Senado de la provincia”, agregaron.

Las modificaciones que se proponen a la ley:
Las propuestas de modificación del proyecto se enmarcan en la Campaña provincial por el tratamiento y modificación de la Ley 11.273 - Campaña Paren de Fumigarnos. Estas son:

- Prohibición de la aplicación terrestre de agrotóxicos de cualquier clase toxicológica a menos de 800 metros de las zonas sensibles (plantas urbanas, establecimientos educacionales rurales, parques industriales, complejos deportivos y recreativos, barrios privados y caseríos, zonas de interés turístico y áreas naturales protegidas; costas de los ríos, arroyos, lagunas y humedales señalados en la cartografía oficial., etc.), con base al Fallo de San Jorge.

- Prohibición de la aplicación aérea de agrotóxicos en todo el territorio de la provincia.

- Aplicación del Principio Precautorio a la legislación referida a los agrotóxicos.

Programa del Encuentro
10:00 a 11:00 hs.: Presentación:
Presentación del Espacio Encuentro por los DDHH.
Presentación y fundamentación de proyecto de modificación de la ley 11.273 y de la campaña provincial por su modificación.
11:00 a 13:00 hs.: Testimonial:
Testimonios de los afectados por las fumigaciones: organizaciones campesinas, vecinos de pueblos y parajes fumigados, trabajadores rurales.
13:00 hs.: Almuerzo
14:00 a 16:00 hs.: Trabajo en grupos.
Diagnóstico y propuestas de acción locales, regionales, provinciales.
16:00 a 17:00 hs.: puesta en común del trabajo en grupos. Conclusiones.
Encuentro por los DDHH - Reconquista


Fuente: Uno Reconquista
____________________________________________________

ARGENTINA CONTAMINADA!!!! 
PROVINCIA de SANTA FE - MORTANDAD DE AVES POR EL MAL USO DE PESTICIDAS!!!!
------------------------------------
Miércoles 4 de Abril de 2012
La mortandad de aves en laguna La Picasa fue por el mal uso de insecticidas
Fue comprobado por el Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente de acuerdo a los análisis realizados a los ejemplares de chajás muertos en el humedal en febrero pasado. "Se evidenció la presencia de dos insecticidas: endosulfán y clorpirifós", precisaron desde la Secretaría de Medio Ambiente.
El Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, a través de la Secretaría de Medio Ambiente, hizo público el resultado de los análisis realizados en los ejemplares de las aves chajá muertas en febrero pasado, en la laguna La Picasa, departamento General López (provincia de Santa Fe, Argentina).

En este sentido, el subsecretario de Recursos Naturales, Ricardo Biasatti, anunció que “mientras los estudios histopatológicos muestran tejidos con irritación que es compatible con una intoxicación aguda”, los estudios toxicológicos del contenido del tracto digestivo de las aves analizadas “evidencian la presencia de dos insecticidas: endosulfán y clorpirifós”.

El funcionario dijo que la aplicación de esos insecticidas “están permitidos, pero hay severas restricciones en cuanto al modo de aplicación y uso”.

“Estos resultados –continuó diciendo– serán incorporados a la brevedad a la denuncia efectuada ante el juzgado de Rufino con el fin de que se consideren en el procedimiento respectivo” y recordó que “en la Secretaría de Medio Ambiente, se continúan con las actuaciones administrativas que corresponden”.

Fuente: La Capital


------------------------------------
Miércoles 4 de Abril de 2012
Como para que esta foto no sea una postal del recuerdo
"Cuando en la laguna vivían las aves..."
Por Maxo Morer - Prensa Libre Pueblos Originarios -
Laguna La Picasa, se encuentra al sur de la provincia de Santa Fe, en el límite con la provincia de Buenos Aires,  y es muy frecuente la presencia de pescadores Este espejo de agua se vio desbordado por la última gran creciente que afectó toda esta zona, no volviendo a su cauce natural. Su extensión original era de unas 3000 hectáreas aproximadamente, hoy se ve muy superada, abarcando más de 35.000 hectáreas, y con una profundidad media de 2,50 metros. Por ello, es peligrosa la navegación si no se conoce, porque han quedado muchos postes y alambrados sumergidos.

A pesar de las inundaciones en la región, la flora y fauna del lugar, se adaptó a estas circustancias. Pero el uso de insecticidas, como endosulfán y clorpirifós, son muy tóxicas para los peces, para las aves, tanto como para los humanos.
Desde hace años, se han llevado a cabo análisis que así lo han demostrado. Pero se encargan de mentirnos diciendo que las muestras de agua, o análisis en los peces y aves "no revelaron la presencia de niveles de pesticidas por encima de los valores permitidos”. Esta vez en Laguna La Picasa asumen que hubo un "mal uso de pesticidas". Cabe preguntarse: ¿existe el "buen" uso de pesticidas?, o ¿valores permitidos para quién? ¿para que soporte el ser humano o para la fauna autóctona del lugar?. Más importante aún es la pregunta: ¿un nivel de pesticidas por debajo de los valores permitidos asegura que los mismos no afecten a la vida toda en la laguna, a su fauna y a su flora, y a la vida humana? 
Estos ecocidios se vienen repitiendo en distintas zonas del país. Aún conociendo y reconociendo, que estas mortandades se encuentran en relación directa con el endosulfán y el clorpirifos. Aún así, las autoridades aseguran, solamente, que hay restricciones en su uso, pero continua la venta de estos insecticidas en forma libre, y sin controles de ningún tipo. Y de esta forma, al no controlar su uso, en consecuencia, alterar todo el ecosistema.

Sabemos que el cultivo de soja, predominante en estas zonas, los agrotóxicos utilizados en su siembra, se basa en el uso masivo de glifosato, endosulfán, clorpirifos, furia, 2-4-D, atrazina, paraquat, entre otros. Y su efecto es devastador sobre la población de aves, peces y anfibios, e insectos. Casualmente al matar peces y anfibios (sapos, ranas, escuerzos, etc que se encuentran en estos humedales), por acción del uso de estos pesticidas, provocan, "los sojeros", la expansión de una enfermedad como el dengue, al exterminar los predadores naturales de los mosquitos. No es la única causa para la expansión de la epidemia del dengue, pero su relación con los agrotòxicos de la soja es casi directa.

A pesar de todo, las muertes masivas, las enfermedades...la soja en la Argentina, no solo continua, sino que crece a tal punto que Argentina puede definirse como la "patria sojera". El negocio asesino de los agrotóxicos, y de la patria sojera, nada le importa. Debemos juntarnos, tomar conciencia, y decirle basta a la soja, y al uso de sus insecticidas, fuera monsanto de nuestras tierras.

Maxo Morer
Fuente: Prensa Libre Pueblos Originarios
Foto: Foto archivo web Panoramio, Antonio.

------------------------------------

-  Trabajo realizado en el 2009 por Vida Silvestre:



En enero del 2007 fue publicado un estudio  realizado en Australia, sobre los impactos que producen tres sustancias químicas orgánicas (endosulfán, clorpirifós y fenol), en la temperatura del cuerpo de los peces de agua dulce.



____________________________________________________
Enlaces relacionados:

- "ARGENTINA CONTAMINADA: LOS AGROTÓXICOS MATAN...Situación de los Pueblos Fumigados en Argentina - 2012" http://prensalibrepueblosoriginarios.blogspot.com.ar/2012/04/los-agrotoxicos-matansituacion-de-los.html

- "La tragedia de las Semillas Transgénicas / El mundo según Monsanto (documental completo)"
http://prensalibrepueblosoriginarios.blogspot.com.ar/2011/06/la-tragedia-de-las-semillas.html

- "COMO DESTRUIR CULTIVOS TRANSGÉNICOS Y POOLES DE SIEMBRA SIN DISPARAR UNA BALA"
http://prensalibrepueblosoriginarios.blogspot.com.ar/2011/12/como-destruir-cultivos-transgenicos-y.html

- "ARGENTINA: Entre Ríos - Santa Fe - Corrientes: EL PARANA NO SE TOCA!- Al servicio de Monsanto, la Patria Sojera."
http://prensalibrepueblosoriginarios.blogspot.com.ar/2012/02/argentina-la-provincia-de-entre-rios.html

- "Documental:“Hambre de Soja” (de Marcelo Viñas)" http://prensalibrepueblosoriginarios.blogspot.com.ar/2012/05/documentalhambre-de-soja-de-marcelo.html

____________________________________________________

Maxo Morer
Prensa Libre Pueblos Originarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.