viernes, 27 de abril de 2012

ARGENTINA CONTAMINADA: LOS AGROTÓXICOS MATAN...Situación de los Pueblos Fumigados en Argentina - 2012

Entrevista con el Dr. Alejandro Oliva, Médico Andrólogo
Medioambiente y Salud
Invitado por un grupo de vecinos de la ciudad, estuvo en Marcos Juárez , Córdoba, Argentina,
para brindar una charla informativa acerca de "Medioambiente y Salud"


___________________________________________________
CÓRDOBA
11 de junio JUICIO A LA FUMIGACION en Barrio Ituzaingó Anexo, CÓRDOBA, argentina
Si querés llegar bien informado al Histórico Juicio a la Fumigación visitá http://juicioalafumigacion.com.ar/
se agradece el compartir!!

- ARGENTINA: JUICIO A LA FUMIGACIÓN - NO A LOS AGROTÓXICOS!!!- PAREN DE FUMIGAR!!! http://prensalibrepueblosoriginarios.blogspot.com.ar/2012/06/argentina-juicio-la-fumigacion-no-los.html
___________________________________________________
DIFUNDIR E INVITAR A TOD@S L@S QUE LUCHAN
REUNIÓN NACIONAL DE LOS PUEBLOS FUMIGADOS

Córdoba, 15 y 16 de junio de 2012
(mientras se realiza el 1º juicio por fumigaciones masivas con agrotóxicos.)

El uso masivo y creciente de agrotóxicos también es un problema de soberanía popular, quien decide sobre nuestros cuerpos y nuestro ambiente son las multinacionales de los agrotóxicos y las agroempresas locales. 

Necesitamos dar una respuesta nacional, en la voz y presencia múltiple de los Pueblos Fumigados, a la avanzada de los representantes de los agronegocios con el gobierno en lo que respecta a legislación nacional, Plan Agroalimentario Nacional, política de transgénicos, entre otras. 

Desde hace años venimos reuniéndonos a través de campañas y encuentros en distintos puntos del país (ej. reuniones nacionales de Santa Fe en 2010, en Prov de BsAs 2011, Campaña de Amuyen, Grain y Rap Al y MNCI, etc.), en los que nos hemos ido conociendo e intercambiando experiencias, acciones, saberes y aprendizajes de las luchas y estamos en condiciones de dar un paso adelante organizativamente.

Hoy el juicio a los fumigadores de Barrio Ituzaingó nos convoca y reúne en el reclamo y lucha por justicia para todxs lxs afectadxs y todxs los que luchan contra el modelo de los agronegocios.
Es el mejor momento para concretar un ENCUENTRO NACION DE PUEBLOS FUMIGADOS y avanzar en la construcción de un espacio de coordinación y cooperación entre las diversas redes, colectivos, comunidades y organizaciones que realizan algún proceso de lucha contra los agrotóxicos en el país. 
Para conocernos y reconocernos en la diferencia y en lo común de nuestras luchas y así reunir y potenciar esfuerzos. Para construir herramientas y planes de acción comunes a nivel nacional en defensa de la vida, el ambiente y la salud frente al avance feroz de los agronegocios.

Necesitamos acordar ejes de trabajo concretos en lo legal, legislativo, judicial, en autoformación y autodefensa, con planes de acción a seguir concertadamente, construyendo una agenda colectiva. Necesitamos discutir e implementar conjuntamente una diversidad de tácticas y estrategias para que cada colectivo pueda participar desde sus propias posibilidades y experiencias en un proyecto compartido de lucha.
Necesitamos una Campaña Nacional contra los agrotóxicos que nos dé una referencia común que potencie la voz de los pueblos en esta lucha.

Para ello convocamos a los Pueblos Fumigados: a los colectivos y grupos autoconvocados de afectadxs, vecinxs; organizaciones de trabajadorxs, comunidades indígenas y campesina; asociaciones de productores. Lxs profesionales, miembros de los equipos de salud y académicxs; a periodistas comprometidxs desde abajo. A todas las organizaciones, instituciones, personalidades y periodistas que están aportando a las luchas contra la agricultura toxica y las políticas extractivistas, en defensa de la soberanía alimentaria, por la agricultura familiar, buscando alternativas superadoras en la agroecología, la producción orgánica y sus variantes, etc.

Propuesta de Programa:
Viernes desde las 14 hs.: Análisis de la situación con presentación de informe por organizaciones de zonas y provincias.
Sábado todo el día: elaboración de propuesta de acuerdos programáticos, agenda común para la Campaña Unificada Nacional contra los Agrotóxicos, constitución de una mesa coordinadora nacional y próxima reunión.
Lugar: Facultad de Psicología, Ciudad Universitaria, Córdoba. 
Contactos:
Pablo Riveros: caminantedelmar@hotmail.com,
Mauricio Berger: mauricio.berger@gmail.com,
Medardo Avila Vazquez: medardoavilavazquez@yahoo.com.ar,
Sofía Gatica: grupodmadres@yahoo.com.ar
(próxima circular con detalles de alojamiento y más de organización)

Convocan 
Madres de Ituzaingo y el Colectivo 
Paren de Fumigar de Córdoba
Centro de Protección a la Naturaleza

__________________
Charla que dió en la localidad de Brikman Córdoba, en el marco de una jornada debate "Medioambiente y Salud". En el programa "La Tierra sin Mal", que se emite Sábados de 7 a 9hs por FM 100.1 Ceres, StaFe.

Audio: Científica Cristina Arnulphi, docente FAMAF (Fac. de Matemática, Astronomía y Fisica, UNC),
(Paren-de-Fumigar-Brikman-Cba)-26-5-12

Audio : Ing. Químico Marcos Tomasini
(Paren-de-Fumigar-Brikman-Cba)-26-5-12

Audio : Dra. Maria Teresa Cerra
(Paren-de-Fumigar-Brikman-Cba)-26-5-12

__________________
MADRES B° ITUZAINGO / RED MED. PUEBLOS FUMIGADOS EN LA S.A.M.A 
Sesión Académica llevada a cabo en la Sociedad Argentina de Medicina Antropológica (SAMA) el 14/05/12 SOBRE LAS CONSECUENCIAS QUE LOS AGROTOXICOS ESTAN PRODUCIENDO EN LA SALUD: 
Desde hace más de 10 años distintos grupos de vecinos vienen denunciando que el indiscriminado uso de agrotóxicos en sus territorios ocasiona enfermedades en sus familias, muchas de ellas muy graves.
Ante esta situación, algunos miembros de equipos de salud de los pueblos fumigados se reunieron en la Facultad de Cs. Médicas de Córdoba (2010) y de Rosario (2011) y formaron una Red para estudiar y recopilar datos sobre el impacto que la actual forma de producción agroindustrial ocasiona en las comunidades...
Expositores:
Madres de Barrio Ituzaingó y Dr. Medardo Ávila Vázquez

(Part 1/8)

(Part 2/8)

(Part 3/8)

(Part 4/8)

(Part 5/8)

(Part 6/8)

(Part 7/8)

(Part 8/8)


__________________
26 de Abril de 2012
Fijan fecha de inicio del Juicio por fumigaciones en Barrio Ituzaingo de Córdoba
La Cámara 1º del Crimen de la Ciudad de Córdoba notifico en el día de la fecha al apoderado de la querella particular, el Dr. Miguel Domingo Martinez que el juicio de los autos caratulados: Gabrielli, Jorge Alberto y otros p.ss.aa. de Infracción a la Ley 24.051, comenzara el día lunes 11 de junio del corriente año en la sala del citado tribunal.
En esta oportunidad se ventilaran dos casos generados por fumigaciones con agrotóxicos en terrenos cultivados con soja transgénica colindantes con las márgenes sur y este del Barrio Ituzaingo. Los imputados son los productores sojeros que explotaban esas parcelas: Jorge Alberto Gabrielli y Francisco Rafael Parra y el aviador Edgardo José Pancello, propietario del avión que esparcía estos venenos sobre el barrio.



Las causas se generaron en 2004 por denuncias realizadas por los vecinos, encabezados por Sofía Gatica de “Madres de Bº Ituzaingo” y recientemente premiada con el “Nobel Verde”: Premio Goldman 2012 en EEUU; y en 2008 por el entonces Subsecretario de Salud de la Municipalidad de Córdoba, Dr. Medardo Avila Vazquez (querellante particular en este caso) quien denunció y logro el procesamiento de los encausados en oportunidad de encontrárselos aplicando Glifosato y Endosulfán con una avioneta, en febrero de ese año y en franca violación a ordenanzas municipales y leyes provinciales que regulan la actividad.
En esa oportunidad el Fiscal Carlo Matheu logro establecer que estas temerarias e inescrupulosas acciones violaban la Ley Nacional de Residuos Peligrosos (Ley 24.051) que dice en su ARTICULO 55. — que Será reprimido con las mismas penas establecidas en el artículo 200 del Código Penal, el que, utilizando los residuos a que se refiere la presente ley, envenenare, adulterare o contaminare de un modo peligroso para la salud, el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general. Si el hecho fuere seguido de la muerte de alguna persona, la pena será de diez (10) a veinticinco (25) años de reclusión o prisión. (ARTICULO 200. - Será reprimido con reclusión o prisión de TRES (3) a DIEZ (10) años y multa de PESOS DIEZ MIL ($ 10.000) a PESOS DOSCIENTOS MIL ($ 200.000), el que envenenare, adulterare o falsificare de un modo peligroso para la salud, aguas potables o sustancias alimenticias o medicinales destinadas al uso público o al consumo de una colectividad de personas).

Cabe recordar que en dos oportunidades las Madres de Ituzaingo y los equipos de Atención Primaria del barrio relevaron cantidades anormales de vecinos enfermos de cáncer y otras graves afecciones de origen ambiental y que muchas de esas personas fallecieron por estas padecimientos.

Este juicio será de una trascendencia internacional en razón de que hace más de 10 años las comunidades fumigadas de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia vienen denunciado afecciones en su salud a consecuencia del uso creciente y desaprensivo de pesticidas que dañan a muchos organismos biológicos, incluyendo a los humanos, como ha quedado demostrado en la abundante información científica generada en forma independiente en estos últimos años.

A pesar del disgusto evidente en los sectores del poder vinculados al agronegocio el juicio se concretara, y ahora un grupo de respetables fiscales, jueces y funcionarios judiciales tendrán la oportunidad de que llegue la justicia a una comunidad avasallada en sus derechos a la salud y al ambiente sano; por más que nadie podrá devolver los seres queridos fallecidos a consecuencia de estas fumigaciones ni mitigar el sufrimiento y dolor que estas enfermedades ocasionan.-
Dr. Medardo Avila Vazquez
Médico Pediatra y Neonatólogo
Coordinador Red Universitaria de Ambiente y Salud
Médicos de Pueblos Fumigados

Red Universitaria de Ambiente y Salud – Medicos de pueblos fumigados

0351 155915933 
medardoavilavazquez@yahoo.com.ar  

__________________
25 de Abril de 2012
Madre afectada por fumigaciones 
recibe Premio Goldman 2012
Sofía Gatica recibió el Premio Ambiental Goldman, , Washington, D.C.
Una mujer argentina, madre de tres hijos, quien ha luchado para que se prohíba el uso de pesticidas cerca de áreas residenciales, fue galardonada este año con el Premio Goldman, este premio se entrega cada año a un representante de cada uno de los continentes en el mundo que se encuentran en procesos de resistencia, es el reconocimiento más importante en el mundo que se otorga a ciudadanos defensores del medio ambiente. www.goldmanprize.org
Por Maxo Morer
Prensa Libre Pueblos Originarios
Sofía Gatica es oriunda de un pequeño poblado en Argentina, rodeado de campos de Soja transgénica. Junto con otras mujeres, Sofia fundo el grupo Madres de Ituzaingo - enlace para entrar al Grupo de Madres de Ituzaingó http://www.madresdeituzaingo.blogspot.com -, después de ver un aumento en el numero de casos de cáncer y de defectos congénitos en su comunidad. La Soja solamente puede ser fumigada con un herbicida llamado Glifosato y se ha demostrado, mediante una serie de estudios científicos y técnicos de varias instituciones Argentinas, corroborados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que dichas fumigaciones han provocado daños irreversibles en la salud de los pobladores del Barrio Ituzaingó Anexo en la Provincia de Córdoba, Argentina.
Una de las hijas de Gatica murió después de nacer con un riñón malformado. El grupo llevó su caso a la corte y ganó una demanda, el resultado de la cual fue prohibir el uso de sustancias agroquímicas dentro de un perímetro de 1000 metros de las áreas residenciales en la región de Córdoba.
Video: Discurso de Sofía Gatica al recibir el Premio. 

Video: Entrevista realizada a Sofía Gatica durante una visita que realizó al Ecuador

Maxo Morer - Prensa Libre Pueblos Originarios -
Fotos web
Videos Youtube

_______________________________________

El Dr. Medardo Ávila Vázquez habla sobre agrotóxicos en Argentina 
Entrevista realizada durante el 1º Congreso de Salud Socioambiental, desarrollado en la Fac. de Medicina de la UNR. Ávila Vázquez, de la organización Médicos de Pueblos Fumigados, repasa el estado de situación del país en relación al uso de agrotóxicos y reclama la aprobación de una ley nacional que permita denunciar usos ilegales.
_________________________________________________________
Agrotóxicos: "Necesitamos una ley que penalice su uso indebido" 
http://www.unr.edu.ar/noticia/3478/agrotoxicos-quotnecesitamos-una-ley-que-penalice-su-uso-indebidoquot
Dr. Medardo Ávila Vázquez, la fumigación aérea "es criminal".
_________________________________________________________

Entrevista al Dr. Medardo Avila Vazquez, que fue puesta en el aire por el programa radial 
La Barca el 30 de agosto pasado 



_________________________________________________________
ARGENTINA
Encuentro de Médicos de Pueblos Fumigados


Al final de este enlace leer PDF de:

Situación de los Pueblos Fumigados en Argentina, 2012
Opinión desde la Red de Médicos de Pueblos Fumigados
_______________________________________


Mayo 2012
Carta de una enfermera del Hospital Garraham.

DOS NIÑOS MUERTOS POR AGROTOXICOS EN UN AÑO 
¿CUANTOS MUERTOS MÁS DEBEREMOS CONTAR?
Esto en verdad es algo que nunca hubiera deseado escribir. Me lleva a hacerlo el dolor y la impotencia que desde hace unos días siento tras conocer un dato, frío, como todos los datos o las estadísticas:
El sábado pasado, tras permanecer varios días internados en grave estado, falleció otro niño, oriundo de la ciudad de Lavalle, Corrientes, intoxicado por agrotóxicos.
En junio del 2011, me encontraba participando de un Encuentro de Pueblos Fumigados en Carlos Pellegrini, Corrientes y allí supe de la muerte de Nicolás y también de lo grave que estaba Celeste, trasladada a Buenos Aires y en lista de trasplante hepático, que finalmente no necesitó.
Allí, la mamá de Nicolás me contó que vivían frente a una tomatera que siempre “tiraban venenos”, que en esos día habían tirado y que las zapatillas de los chicos tenían incluso pegado barro que se había hecho al mezclarse con el agua que venía de la tomatera. Contó que Nicolás lamentablemente no corrió la misma suerte de Celeste, él ni siquiera pudo llegar a ser trasladado a un centro de mayor complejidad.
Los familiares de Celeste allí presentes, me encomendaron que a mi regreso a capital contactara con la madre de la niña. En los pocos encuentros que tuve –ya Celeste estaba mejor- relató nuevamente el miedo que tenían de regresar a ese lugar, ya que sabían que la vida de ellos y sobre todo la de sus hijos corrían serios riesgos a causa de la amenaza de envenenamiento constante que significaba vivir allí, por las permanentes fumigaciones en las tomateras.
A sabiendas de la gravedad de las consecuencias que las fumigaciones están provocando en la salud de la población afectada, es que participé de encuentros escuchando testimonios de pobladores y profesionales afectados; escribí notas a autoridades hospitalarias alertando sobre el tema y solicitando ayuda; difundí informaciones y participé en la organización de charlas-ateneos dentro de instituciones de Salud, tres en menos de un año.
Evidentemente pareciera que nada de esto, que muchos otros ya vienen tenazmente realizando y denunciando también desde hace años, hace que las autoridades correspondientes tomen cartas en el asunto, de lo contrario estas cosas no deberían seguir ocurriendo con descarada impunidad.
Ante tanta impotencia y dolor que, aún no me invalidan a perseverar en el tema, algunas preguntas y reflexiones pugnan por salir de mi cabeza.
No es esta la ocasión de citas pero, hay informes científicos más que suficientes que indican que las sustancias que se están utilizando en la agricultura en los últimos años son más que dañinos para el suelo, el agua, los animales y las personas…es decir, más claro: son VENENOS incluso algunos fueron utilizados como armas de guerra y ahora son derramados a millones de litros sobre poblaciones indefensas.
Los niños de Corrientes tal vez hayan “cometido el delito” de llevarse tierra o alguna planta del lugar -donde viven, aman y se saben parte- a la boca. Cualquiera de nosotros o nuestros hijos, sobrinos o nietos lo hemos hecho alguna vez, pero es evidente que a ellos desde hace unos años, esto les está representando la diferencia entre la vida y la muerte.
Unos días antes de descomponerse el nene que falleció el sábado, los “marcadores biológicos”, según cuentan, indicaron claramente que ahí estaba pasando algo: cayeron fulminados el perro, los chanchos y otros animales del lugar, “ninguno se agusanó” cuentan asombrados. Vaya detalles no?
¿Quién y desde cuándo han dictaminado que jugar con la naturaleza sea una inapelable sentencia de muerte?
Imaginemos por un momento que en lugar de haber sido por agrotóxicos, hubieran sido dos muertes en un año, en una ciudad de 5000 hab. (como aproximadamente tiene Lavalle) por inseguridad por ejemplo, por secuestros u otra causa ¿Cuál habría sido nuestra reacción como sociedad?…
¿Y la reacción de los medios…corporativos o no? Si la causa hubiera sido otra, si además los chicos hubieran sido de otro medio social…¿Cuál habría sido la atención, las páginas y el tiempo dedicado por la prensa?…
Sin duda hubieran estado haciendo largas y firmes guardias periodísticas esperando “el último parte médico” que informara como sigue todo…estarían esperando resultados de análisis…de autopsia…etc.
En definitiva, estarían haciendo sentir a la sociedad que la persona que está peleando por sobrevivir, si se muere, se nos muere un poco a todos no??
¿Por qué en este caso no pasa lo mismo? Me pregunto: ¿la muerte de estos dos nenes no nos debe doler a todos?
Eran dos nenes sanos, nunca nadie debía haberlos intoxicado, tampoco fue un descuido de la madre…
Y, a los equipos de salud: ¿Qué responsabilidad nos cabe en salir a denunciar estas cosas que vemos están pasando? ¿Es ético seguir mirando para otro lado cuando están envenenando a las personas impunemente?
Y estamos hablando acá solo de las intoxicaciones agudas, ¿qué pasa además con las consecuencias crónicas en el medio ambiente y en las personas? ¿Qué pasa desde el punto de vista de la salud, con el aire que respiramos, con el agua que tomamos, con los alimentos que ingerimos?..
Esos tomates de Lavalle seguramente estarán en nuestra mesa mañana?…Que la población esté ingiriendo a diario pequeñas dosis de tóxicos que se irán acumulando progresivamente, no es un problema de salud?
Y, en caso de haber recibido un trasplante hepático, ¿no deberíamos cuestionarnos si es un éxito para la ciencia o los equipos de salud intervinientes, realizar un trasplante con todo lo que ello significa, en un nene que nunca debía haberlo necesitado, de no ser porque se está permitiendo envenenar a las personas?
Y: ¿A quién vamos a comunicar los resultados de los análisis, al SENASA? institución que permite que estos venenos sigan siendo utilizados? Qué esperamos que nos van a decir? No debemos pensar en hacer algo más?
Y al Ministerio de Educación? No le preocupa que “sus alumnos y maestros” estén siendo fumigados mientras están tomando clases o en los patios de las escuelas? Tampoco lo saben?
Y que se están enfermando y muriendo como consecuencia de ello?
Algunas cosas, pocas, tengo claras entre tanta impotencia y dolor que aturde.
Esto no se arregla “alejando” las fumigaciones. Los venenos son venenos y enferman y matan, más rápido o más lentamente, sea por aire, por tierra, a 800 o a mil metros: creo que no hay lugar a discusión: NO SE DEBEN USAR.
Lo más fácil es cargar sobre responsabilidades individuales –que las hay por supuesto y deben pagar- pero pienso que hay otras que son más grandes y siempre terminan eludiéndose y son las que corresponden a las autoridades que deben tomar medidas urgentes, prohibiendo usos y protegiendo a las víctimas que son presa fáciles de esta situación, por ser los más humildes y con sus necesidades totalmente insatisfechas.
Protegerlos significa no dejar que nadie tome represalia con ellos y ofrecerles otro medio de subsistencia que no sea a costa de su salud o la de sus familiares por ejemplo.
Pienso que la solución no es fácil, pero es una decisión política, no hay otro modo de cambiarlo y debe priorizar la Salud a la rentabilidad indefectiblemente, aunque tristemente uno observa que todo va camino a seguir profundizándose, pero en sentido contrario.
Mientras, seguiremos insistiendo en que los agrotóxicos enferman…envenenan y matan, pero sin dejar de denunciar también que de todo eso hay responsables, hay homicidas y hay cómplices que callan y otorgan mientras se llenan de dinero.
Sin duda hay que subvertir los valores ya que, de seguir así, seguiremos contando los enfermos y muertos que por supuesto siempre los ponemos nosotros, los de este lado de la vereda.
Mercedes Mendez/Mechi
Enfermera del Hospital Garrahan

_______________________________________
_______________________________________
ARGENTINA CONTAMINADA:
LOS AGROTÓXICOS MATAN
Situación de los Pueblos Fumigados en Argentina
_______________________________________
_______________________________________

ENTRE RÍOS

_______________________________________
CORRIENTES
Expresamos nuestra solidaridad con la familia Ribero.
Con mucha tristeza e indignación debemos hoy, como ayer, vestirnos de luto. 
Las fumigaciones matan.

Viernes 11 de Mayo de 2012
Fallece el chico que ingirió tierra contaminada con agroquímicos
La población de Lavalle denunció en reiteradas ocasiones la incidencia de las chacras hortícolas ubicadas muy cerca del ejido urbano.
El niño oriundo de la ciudad de Lavalle, que había comido tierra aparentemente intoxicada con agroquímicos, falleció en horas de la siesta del miércoles en el Hospital de Pediatría “José Pedro Garrahan” de la ciudad de Buenos Aires, producto de un paro cerebral, informó ayer oficialmente el Departamento de Relaciones Institucionales de la Jefatura local.

José Rivero, de cuatro años, había sido trasladado, días atrás desde el Hospital pediátrico “Juan Pablo II” hacia Buenos Aires, a causa de una encefalopatía hepática.

El caso conmocionó a todo Corrientes y, en particular, a la ciudad de Lavalle –población distante 201 kilómetros al Sur de esta capital, donde organizaciones intermedias denunciaron en reiteradas ocasiones la incidencia de las chacras hortícolas ubicadas muy cerca del ejido urbano.

Junto al pequeño habían viajado a Buenos Aires sus padres, David Rivero y María Eugenia Sánchez. El pequeño José se encontraba grave en una de las salas de Terapia Intensiva del mencionado hospital porteño. En principio se barajaba la posibilidad de un trasplante de hígado, cuyo donante sería el jefe de familia, sin embargo quedó trunco, tras el terrible deceso.

Todo empezó hace veinte días, cuando la familia sintió olores nauseabundos muy cerca de la finca donde residían como cuidadores, al parecer por una serie de fumigaciones en una chacra lindera. Posteriormente, cayeron muertas las mascotas, instancia que impulsó a los Rivero a solicitar ayuda al abuelo del pequeño, cuidador de otra quinta de Lavalle.

Sin embargo la salud de José se agravó, hasta que el sábado 5 de Mayo fue trasladado de urgencia, en medio de una crisis de convulsiones.

Desde el Hospital Pediátrico “Juan Pablo II” se informó que el niño sufría una encefalopatía hepática, no obstante se aseguró que no se podía establecer si la causal era por incidencia de productos agroquímicos.

En 2011, los niños Nicolás Arévalo y su prima Celeste Estévez también recibieron internación por el mismo problema, con el agravante que el varoncito perdió la vida antes de ser trasladado a Buenos Aires, en tanto que la niña aún permanece con tratamiento. En el caso de Nicolás, la autopsia determinó incidencia de productos clorados.

Los casos están judicializados, y el de Arévalo permanece en el Juzgado de Instrucción 2, con carátula provisoria. Fuentes judiciales dijeron a NORTE que hay pruebas contundentes sobre la intoxicación por influencia de productos a base de endosulfán, pero el juez aún no se expidió, a pesar de que ha pasado más de un año.

Fuente: Diario Norte
__________________
Jueves 10 Mayo de 2012 
Desidia Estatal + Codicia empresarial = Muerte de niños fumigados
Comunicado de Prensa: 
– Guardianes del Iberá exige medidas concretas para los pueblos fumigados de la Provincia de Corrientes-

Ante los hechos ocurridos en la localidad de Lavalle y que son de público conocimiento, desde la Organización Ecologista “Guardianes del Iberá” manifestamos nuestro sincero apoyo a la familia del niño internado, y expresamos nuestra reserva a dar mayores detalles sobre el caso, dado que no es oportuno en ésta situación y contrarían los deseos expresados por la misma familia.

Con respecto al contexto en el cual ocurrieron estos hechos no podemos quedarnos callados ni de brazos cruzados.

Que los agrotóxicos utilizados en la agricultura “moderna” son un peligro para la salud de los trabajadores rurales, las comunidades locales, los consumidores y para los ecosistemas, es una verdad ampliamente documentada desde al menos 1962 cuando la Bióloga Norteamericana Rachel Carson publicará su libro “Primavera Silenciosa”. Allí Carson describía el impacto sobre insectos y aves producto de las fumigaciones masivas e intensivas del agro norteamericano.

Desde entonces en todo el mundo se han realizado miles de investigaciones que amplían lo planteado en Primavera Silenciosa. En consecuencia se han sucedido infinidad de movilizaciones ciudadanas, de campesinos, pequeños productores, asociaciones de consumidores, sindicatos, ecologistas etc, que a través de distintos foros y medios han reclamado la eliminación de los agrotóxicos en las labores agrícolas.

Sin embargo las pocas pero muy poderosas corporaciones que producen los agroquímicos a nivel mundial no han cesado de impulsar su uso en los campos del mundo.

Esto unido a políticas permisivas desde los Estados hacia los productores y las decisiones que toman sobre los bienes comunes y la falta de capacitación de trabajadores precarizados (cuando no esclavos) genera que productos de alta toxicidad sean manejados displicentemente.

En el día a día del interior correntino donde sigue faltando de todo menos pobreza, la ausencia del Estado y la irresponsabilidad empresarial se llevan cobrada la vida de al menos un niño en un año, entre varios afectados.

Nicolás Arevalo de 4 años falleció el 4 de Abril de 2011, la causa de su muerte (según la autopsia) fue intoxicación con endosulfan, el insecticida más usado en el agro argentino. Las pericias en la zona también corroboran la presencia de este contaminante. La familia aun sigue pidiendo justicia.

Solo se tienen estadísticas fiables de un solo hospital en la provincia, y es del Colonia Carlos Pellegrini, el cual de manera extra oficial dio da a conocer las estadísticas que demuestran que a medida que aumentaba la superficie arrocera cercana al pueblo y en los meses en que se realizan las fumigaciones aumentaban la cantidad de casos de pacientes que presentaban enfermedades típicamente asociadas a los agrotóxicos.

Pese a estos emergentes que deberían encender luces de alarma en los órganos de gobierno, no se ha tomado ninguna media.

Hoy otro niño está al borde de la muerte ¿hace falta que se corrobore o se encuentre el químico culpable? , ¿Que más necesitan en el Ministerio de Salud de Corrientes para ordenar que se realicen relevamientos de salud comunitarios que determinen científicamente el estado de salud de la población expuesta a agrotóxicos en Lavalle y Puerto Viejo, Colonia Carlos Pellegrini y en el resto de los pueblos fumigados? ¿Seguirán insistiendo desde el Ministerio de la Producción que con los Manuales de Buenas Practicas Agrícolas está todo resuelto?

¿Será la rentabilidad del sector más importante que la razonabilidad de alejar las fumigaciones de las casas de las personas al menos mil metros? .¿Es mucho pedir que se cumpla al menos la legislación vigente y no se fumigue a la gente y los cursos de agua?

Desde Guardianes del Iberà exigimos respuestas a estas preguntas.

Ante la tragedia solo queda la responsabilidad y si existe un mínimo de dignidad y honestidad en quienes dirigen los destinos de la provincia, tomaran medidas urgentes para resguardar la salud de los pobladores poriahú correntinos y comenzaràn a promocionar eficientemente modelos de agricultura amigables con la vida humana y la naturaleza toda.

Emilio Spataro
Coordinador de la Campaña
Salvemos al Iberá
Organización Ecologista Guardianes del Iberá
Oficina: Peru 502 (Esq. Quintana)
Corrientes Capital CP (3400)
Tel: 03794 422036
Cel: 0379 15 4 874417

Más información sobre el Caso Nicolás Arevalo:

Dr. Julián Segovia
Cel: 03777 15588197
Abogado defensor de la familia Arevalo

Josefina Arevalo
Delagada Grupo Alma Fuerte – Lavalle
Tía de Nicolás
Cel: 0379 – 15 4 874436
-muerte por intoxicación por influencia de productos a base de endosulfán- 
Puerto Lavalle, Corrientes, Argentina
Fuente: Guardianes del Iberá - Organización Ecologista -
_______________________________________
SANTIAGO DEL ESTERO


2010 - Julieta Sandoval - 7 meses - múltiples malformaciones - Bandera - Stgo. del Estero -


_______________________________________
SANTA FE


La Asociación de Prensa de Santa Fe repudió las amenazas al director de la FM 100.1 Radiodifusora Libertad de la ciudad de Ceres, Roberto Papilli, a quien una voz en el teléfono le exigió que levante un programa que lucha contra la fumigación con plaguicidas y agrotóxicos "porque si no, lo iban a moler a palos". Papilli rechazó la intimidación y ratificó la continuidad del espacio "La tierra sin mal" que realiza un grupo de vecinos autoconvocados de Ceres y Hersilia, que integra el colectivo "Paren de fumigarnos". El programa "La tierra sin mal" se difunde los sábados, de 7 a 9. Es un ciclo que advierte sobre el impacto de los agroquímicos en la salud pública y las medidas de protección que se deben tomar en el ámbito urbano y rural (Rosario 12)


Comunicado de Prensa
Amenazan a VecinosAutoconvocados contra las Fumigaciones
de Ceres (Santa Fe) y Hersilia (Santa Fe)

Santa Fe 16 de mayo de2012

Los vecinos de Ceres y Hersilia, desde hace dos años, vienen trabajandopara que Ceres cuente con los 800 metros libres de fumigaciones que protejan unpoco más la salud de la población. Para esto hacen un programa de Radiollamado: “La tierra sin mal” por FM 100.1 Radio Difusora Libertad.

El martes 15 de mayo, el director de la FM 100.1 de la ciudad de Ceres,recibió un llamado telefónico en el cual le ordenaban que saque del aire alprograma “La tierra sin mal” que va los sábados de 7 a 9 de la mañana. Que sinolo hace, lo van a golpear, que él no sabe con quienes se estaba metiendo, entreotras cosas, dijo quien lo amenazaba escondido en su anonimato.

El Director de la Radio hizo pública la amenaza ese mismo martes en suprograma matinal asegurando que el programa seguirá en el aire, que ladirección de la radio adhiere a los contenidos del mismo y que estos están muybien fundamentados, incluso le ofreció el derecho a réplica si le parecía quealgo no era correcto.

Los integrantes de “Vecinos Autoconvocados de Ceres y Hersilia” hacendirectamente responsable de cualquier agresión que pudiera sufrir el Directorde la FM 100.1 de Ceres o cualquier integrante de los Autoconvocados y aquienes realizan el programa “La tierra sin mal”, al Sr. Intendente CamiloBusquets por ser el municipio quien tiene que cumplir con el poder de Policía,al no hacerlo de manera contundente y eficaz permitiendo galpones conagrotóxicos dentro de la ciudad, recicladoras de bidones, etc. torna impunes aquienes manipulan venenos sin importarles la salud de sus vecinos. Así mismoresponsabilizan a los Senadores que tienen en su poder la reforma a la Ley Nº11273 que desde hace cinco años viene esperando ser actualizada, para darle alos pueblos y ciudades de la provincia los 800 metros libres de fumigaciones asu alrededor y así comenzar a detener la escalada de cánceres, problemashormonales, respiratorios y tantos otros provocados por el uso abusivo yautoritario de agrotóxicos. El incumplimiento de las normas vigentes y el retrasoen el perfeccionamiento de una ley que ya no sirve son los que están llevando aeste tipo de acciones violentas por parte de quienes quieren sostener laganancia de dinero a costa de la salud de los vecinos.

Es llamativo, hace dos años venimos hablando, presentando notas, más de360 firmas y 25 avales institucionales al Concejo Deliberante para que dicteuna ordenanza con 800 metros libres de fumigaciones y nunca nadie de quienesopinan diferente a nosotros ha salido a defender públicamente su postura o adebatir, ni han mostrado pruebas en contrario sobre algo de lo que hemos dicho,salvo honrosas excepciones (dos personas ligadas a empresas de aplicación queparticiparon en dos instancia propuestas por los Autoconvocados)  por elcontrario, cada vez que se expresaron lo hicieron con ataques: cartasdocumentos a un miembro de los Autoconvocados, a una radio amiga y ahora unaamenaza telefónica desde el anonimato. Cuando el Concejo citó a los actores ahablar sobre la ordenanza, de los aplicadores y vendedores de agrotóxicos noeran más de 3, cuando citaron a más de 100 productores no fueron más que 4 o 5.Pedimos reiteradamente una audiencia pública abierta con todos los actoresinvolucrados en el problema y se negaron a realizarla. Siempre vamos de frente,con la verdad que conocemos, investigamos y palpamos caminando los barrios ytambién diferentes pueblos en iguales o peores condiciones que elnuestro.

Cuando aparece la amenaza es que no hay voluntad de diálogo niargumentos para sostenerlo, es decir, se ausenta la democracia y aparece elautoritarismo. No aceptamos ni  del Concejo ni de la Cámara de Senadoresde la provincia, como respuesta, una norma que atente contra la democracia(salud de todos) y privilegia a los privilegiados, es decir a las ganancias deuna minoría.

Vecinos Autoconvocados de Ceres y Herslia
“La tierra sin mal” FM 100.1 radio difusora Libertad.

Contactos.
Emanuel Minighini 3491500908
Fernando Albrecht 3491509043
__________________
Martes 08 de mayo de 2012
"Pueblos fumigados" denunciaron un genocidio encubierto
Las organizaciones agrupadas en la Campaña Paren de Fumigar se reunieron el fin de semana en Arroyo Seco. Denuncian que cerca de plantaciones de soja y otros cultivos se registra un incremento de afecciones y muertes por enfermedades terminales.
Las organizaciones pidieron “alejar las fumigaciones por lo menos 800 metros de las viviendas más expuestas”.
Un grupo de organizaciones ambientales santafesinas aseguró hoy que en varias ciudades ubicadas cerca de plantaciones de soja y otros cultivos se registra un incremento de afecciones y muertes por enfermedades terminales, males que vinculan a los efectos nocivos sobre la salud de las fumigaciones aéreas con agrotóxicos.

Al respecto, las agrupaciones reclamaron al gobierno provincial “alejar las fumigaciones por lo menos 800 metros de las viviendas más expuestas” y prohibir las aspersiones desde el aire en el distrito.

Las organizaciones agrupadas en la Campaña Paren de Fumigar afirmaron que las poblaciones viven una “situación de genocidio encubierto”, de la que responsabilizaron a intendentes y legisladores.

Los representantes de los llamados “pueblos fumigados” se reunieron durante el fin de semana en Arroyo Seco, a 45 kilómetros de nuestra ciudad (Rosario-Sta Fe), y hoy divulgaron un informe final sobre los temas evaluados.

Entre los resultados del encuentro se difundió la decisión de “formalizar las denuncias penales necesarias ante cada sospecha de violación” de las normas ambientales. Además, los integrantes de las organizaciones anunciaron que realizarán acciones públicas para requerir medidas a las autoridades políticas de cada ciudad.

En junio próximo comenzará en Córdoba el primer juicio oral y público a tres agricultores por fumigar con agrotóxicos sobre viviendas del barrio Ituzaingó Anexo. Una de las impulsoras de la acción legal, Sofía Gatica, fue galardonada en abril pasado con el Premio Goldman, que reconoce cada año a los “héroes populares de la ecología”.

Junto a otras mujeres de la zona cordobesa, Gatica conformó la agrupación Madres de Ituzaingó, que elaboró el primer relevamiento epidemiológico sobre casos de cáncer, malformaciones congénitas, trastornos reproductivos y hormonales, leucemias y alergias que sufrían los habitantes del barrio con tasas extremadamente superiores a las normales.

En Arroyo Seco, los integrantes de la organización Basta de Cáncer participan desde el 23 de abril pasado de un relavamiento sanitario en la ciudad impulsado por el Ministerio de Salud santafesino. La muestra busca profundizar el diagnóstico del estado de salud en cáncer y la posibilidad de acceso a la atención de los ciudadanos.
Fuente: La Capital - Rosario-Sta Fe -
__________________

Ningún mito. Marcos Gentiletti murió el sábado 25 de junio de leucemia.
Gómez: “La soja domina cada estamento del gobierno socialista”.


25 de Junio de 2011
Las fumigaciones se cobraron otra vida
Mito para unos, muerte para otros
Por Manuel Costa.

El sábado 25 de junio murió Marcos Gentiletti, de ocho años, oriundo de la localidad santafesina de Villada, cuyo cuadro de leucemia fue relacionado por sus médicos a factores ambientales, eufemismo que remite –según la ambientalista y abogada Graciela Gómez– a la exposición del chico a los agroquímicos rociados en la zona que habitaba.

Otro caso idéntico fue detectado en Mercedes, provincia de Buenos Aires, donde Juan Estanislao Milesi, de cuatro años, obtuviera el mismo diagnóstico que Gentiletti, luego de que su casa fuera rociada con agroquímicos. Mientras tanto, en Santa Fe –donde el uso de herbicidas es intenso y la leucemia figura entre los tipos de cáncer más frecuentes–, “la relación agroquímicos-cáncer –irrefutable según diversas investigaciones– es calificada de mito por el gobierno socialista”, denunció la abogada.

“El cuadro de leucemia linfoblástica aguda que acabó con la vida de Marcos Gentiletti está íntimamente relacionado con la exposición de él y de su familia a las fumigaciones”, aseveró la ambientalista, al ser consultada por Redacción Rosario.

Gómez, una de las pocas expertas legales que hace más de un lustro viene tomando denuncias de casos similares al de Gentiletti en diferentes provincias, señaló que los médicos que atendieron al chico “asociaron el origen de su enfermedad a factores ambientales, dado que el tipo de leucemia de la que fue víctima se produce por daños genéticos adquiridos –no heredados–, entre los cuales debe incluirse el factor preponderante de los agrotóxicos que se rocían sin restricción en la zonas habitadas de Villada”, destacó la abogada.

No obstante, el vínculo entre la exposición a agroquímicos y los diversos casos de leucemia de tipo mieloide como la padecida por Marcos Gentiletti, dista de ser corroborado explícitamente por los profesionales de la salud que han estado involucrados en su tratamiento.

“Ningún médico te va a certificar que Marcos murió por las fumigaciones”, explicó Gómez, quien consideró que la pasividad del Estado provincial para encarar estudios serios que determinen esa relación, es “vergonzosa”. “Los intereses que hay detrás son poderosos”, agregó.

En una nota de su autoría, difundida a través de su blog Ecos de Romang, Graciela Gómez ya había denunciado que el ejecutivo provincial se rehusaba a enviar la información requerida para cumplir con el Programa Nacional de Prevención y Control de Intoxicaciones, organismo que tampoco responde a sus reiteradas solicitudes de información.

Y la renuencia a aportar información no hace más que promover las sospechas de la abogada ambientalista de que el silencio es deliberado, que la posibilidad de obtener evidencias empíricas acerca de la relación entre los agroquímicos y la cada vez mayor incidencia de cáncer, enfermedades respiratorias y de la piel en las poblaciones rurales, está siendo postergada intencionalmente.

Estudios llevados a cabo en distintos países ya establecieron el vínculo que existe entre los agroquímicos y la leucemia infantil. Tal es el caso de la investigación realizada en conjunto entre el prestigioso centro de investigaciones médicas de Suecia, Karolinska Institutet, y el Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas de la Universidad Nacional de Costa Rica (IRET).

Patricia Monge Guevara, coordinadora de la Maestría en Salud Ocupacional e investigadora del IRET, dijo que “dos factores nos motivaron a impulsar esa investigación. El primero es que Costa Rica tiene una de las incidencias mundiales más altas de leucemia infantil. El segundo aspecto es que entre las causas que se mencionan en la literatura internacional figura la exposición o contacto con sustancias químicas. Dentro de estas sustancias están los agrotóxicos”.

El estudio demostró que existe una relación clara y directa entre estos dos factores –exposición de los padres a agrotóxicos y la leucemia– y que el riesgo de desarrollar esta enfermedad es mayor de lo normal. Además, esta relación resulta ser aún más alta cuando el contacto con estas sustancias lo tiene la madre en el embarazo y durante el primer año de vida del niño o niña.

Respecto del tristemente célebre Glifosato, más conocido por su formulación comercial, Roundup –cuya toxicidad fue considerada un mito por el actual gobernador santafesino y médico especialista en medicina laboral, Hermes Binner–, un estudio llevado a cabo por un equipo interdisciplinario concluyó en la confirmación del efecto letal que surte ese agroquímico en células humanas.

Suscrito entre otros por Ismael Reyes, en representación del Departamento de Microbiología e Inmunología del Medical College de Nueva York, el estudio no sólo confirmó el alto grado de toxicidad que el glifosato representa para las células humanas, sino que su preparación comercial, el Roundup, es incluso más nocivo que su compuesto activo, “lo que apoya –reza el informe– la idea de que los aditivos presentes en las formulaciones comerciales juegan un papel crucial en la toxicidad atribuida a los herbicidas que contienen glifosato”.

Marcos Gentiletti murió la semana pasada a raíz de un cuadro de leucemia linfoblástica aguda de tipo mieloide, él y su familia estuvieron expuestos a fumigaciones con agroquímicos. Otro caso de leucemia mieloide fue detectado en la localidad de Mercedes, provincia de Buenos Aires, donde Juan Estanislao Milesi, de cuatro años, fue diagnosticado con esa enfermedad luego de sufrir fumigaciones sobre su casa. Según el Registro Oncopediátrico Argentino, esa patología figura entre los tipos de cáncer más frecuentes en la provincia de Santa Fe, donde el uso de herbicidas es intenso. Sin embargo, ni este dato ni los mencionados estudios resultan fuente suficiente para inspirar algún tipo de acción por parte de las autoridades provinciales.

La ley 11.273 que limita las fumigaciones a un radio establecido por fuera del ejido urbano duerme en el Senado de la provincia de Santa Fe desde el año pasado a la espera de ser reglamentada en todos los municipios y comunas. En Villada, lugar natal de Marcos, sólo la perseverancia de Graciela Gómez logró que se le diera despacho al pedido de los vecinos de esa localidad de reglamentar de una buena vez la aplicación de agroquímicos.

"Ahora, en época de elecciones, poco les importa a los políticos la salud de la gente, porque la soja domina en la provincia y en cada estamento del gobierno socialista”, afirmó la abogada, para quien nada es más obvio que Marcos Gentiletti es “una víctima más de las fumigaciones”.

Fuente: Redacción Rosario
__________________

2008 - Fernandito Cáceres - 4años - leucemia - Venado Tuerto - Santa Fe - 
2011 - Néstor Vargas - 27 años - manipulando agroquímicos sin protección - Vera - Santa Fe - 



_______________________________________ 
BUENOS AIRES

La cosecha de la muerte
El glifosato contamina el país
Las fumigaciones con agrotóxicos en los campos argentinos están envenenando a gran parte de la población. Los tipos de cáncer y las enfermedades que generan. La increíble historia de Estanislao, el nene empapado de plaguicidas. Las zonas más perjudicadas y las amenazas de los sojeros. Testimonios desgarradores.
Estanislao (5 años de edad) con Leucemia - Mercedes Buenos Aires
Así envenenan:
 “El 19 de enero de 2009 empezó el calvario: fue bajar al infierno ocho meses” Estaba jugando, lo fumigaron con agrotóxicos y quedó internado con leucemia.

En febrero de 2008 Estanislao Milesi tenía dos años y se encontraba entretenido con sus juguetes junto a la pileta de su casa, ubicada en un campo a las afueras de Mercedes, provincia de Buenos Aires. Ni él ni sus padres imaginaron lo que pasaría después de aquel verano en donde todo marchaba bien. Un avión cargado con agrotóxicos estaba fumigando en la zona y pasó muy cerca de su vivienda, casi tocando las plantas del jardín. Al sentir los ruidos, su padre José, que estaba vestido con una camisa y jeans, salió a ver qué sucedía. Vio que la aeronave seguía largando los tóxicos con que se fumiga la mayoría de los campos argentinos. La lluvia de insecticidas bañó a su hijo Estanislao. Lo mismo le pasó a él ya que sintió su camisa mojada. “Le grité a mi mujer: ‘Entrá al nene que están fumigando’”, recuerda José.
En agosto de ese año las cosas se complicaron. Estanislao, que ya había empezado el jardín con tres años, comenzó a sufrir permanentemente resfríos, gripes y fiebre. “Pasaba más días en casa enfermo que en el jardín. Terminaron las clases y con mi mujer decidimos mandarlo a la colonia de verano, pero todo empeoró”, explica con tristeza José. Estanislao padecía conjuntivitis, otitis y más fiebre hasta que un día le aparecieron manchas en la piel. Entonces la familia volvió a consultar al médico, quien lo derivó al Hospital Garrahan, donde le diagnosticaron leucemia. “Todo pasó el 19 de enero de 2009, una fecha que no voy a olvidar jamás –suspira José y se emociona-. Ahí empezó el calvario. Fue bajar al infierno durante ocho meses con una quimioterapia muy masiva. Pero había que hacerla, si no se moría”.

Durante el periodo de quimioterapia Estanislao estuvo al borde de la muerte en cuatro oportunidades, aunque logró salir adelante. En septiembre de 2009 le dieron el alta. “Hay tipos que se encargan de fumigarte a tu hijo, pero otros te dan todo para salvártelo, como pasó con los especialistas del Garrahan.

Hemos llegado con el chico a cualquier hora y me lo sacaron adelante”, agradece el padre. Cuando José y su mujer Silvina llegaron al hospital, los médicos le preguntaron por su historia clínica ya que querían saber si algún familiar había tenido antecedentes de la enfermedad que azotaba a su hijo. Pero no era el caso. Entonces le realizaron una serie de estudios y, al no encontrar nada, el médico les preguntó si vivían en una zona donde se generaban radiaciones o en un lugar donde los factores ambientales hubieran podido provocar la enfermedad de su hijo. José se acordó de ese día cuando la avioneta pasó y roció a su hijo con tóxicos.


Cuando Estanislao terminó con el tratamiento de quimioterapia volvió a salir a jugar al campo donde vive junto a sus perros, pero la pesadilla se repitió. “Estaba todavía peladito, flaquito, aunque feliz, con nosotros y jugando con sus animales. Pero de pronto vi otro avión fumigador.

Me enloquecí. Pensé en ir a buscar una escopeta y dispararle hasta bajarlo, pero por suerte no volvió a pasar. Si lo hacía lo iba a matar porque no hay una ley que nos respalde. Sé que hubiera ido preso, pero nadie defiende a mi hijo”, dice con impotencia José que luego de un tiempo conoció a la abogada Graciela Gómez, una letrada que desde hace años se dedica a denunciar los casos de contaminación y de personas enfermas a causa de los agrotóxicos que usan para fumigar los campos.

Estanislao hoy tiene cinco años, se está recuperando y se prevé que en 2015 le den el alta definitiva.Sin embargo, no es el único caso en Argentina: la historia se repite en miles de veces.

Los tipos de cáncer y las enfermedades que generan.

En un partido que algunos dirían que se hizo en el infierno, dos de los principales productores de agroquímicos se han unido en una asociación para volver a introducir el uso del herbicida 2, 4-D, el tristemente célebre defoliante agente naranja, utilizado en la guerra de Vietnam”, publicó el Huffington Post de Nueva York el pasado viernes 17 de febrero en relación a la unión comercial entre la empresa Monsanto y Dow AgroSciences para volver a sacar al mercado un herbicida para acabar con las plagas resistentes que el Roundup no puede matar.

El uso de 2, 4 -D está prohibido en varios países europeos y provincias de Canadá.

La sustancia es un carcinógeno y se ha demostrado su incidencia en defectos congénitos en los hijos de los aplicadores de pesticidas en un estudio realizado por la Universidad de Minnesota por el patólogo Vicente Garry. Además puede ser un factor de riesgo para enfermedades como el linfoma no Hodgkin, algo normal en los veteranos de Vietnam expuestos al agente naranja.

Esta sustancia se utilizó en los Estados Unidos para fines agrícolas en los años 40 y para la guerra química en Vietnam a partir de la década del 60 hasta 1971.

Aproximadamente 11 millones de litros de agente naranja fueron arrojados sobre Vietnam entre 1962 y 1970, y se estima que es responsable de 400 mil muer tes, tres millones de víctimas de cáncer y 500 mil niños que nacen con malformaciones.

Hoy el pasado vuelve al presente con un fin comercial pero a la vez fatal.

Prohíben fumigar en Areco
 Los vecinos de San Antonio de Areco, distante a 60 kilómetros de Capital Federal, venían denunciando desde el 2000 a varias empresas cerealeras de la zona. Juan Carlos Villar fue uno de los que más luchó durante estos años para que parasen de fumigar.

Algo consiguió, ya que el jueves 16 de febrero, en un encuentro de intendentes de la provincia de Buenos Aires en el Concejo Deliberantes de Areco, jefe municipal Francisco Durañona, para sorpresa de todos, anunció que prohibirá la fumigación aérea en el distrito. Un día antes del anuncio se había comunicado con los vecinos para saber de la situación del lugar, donde se registraron numerosos casos de enfermedades y contaminación. Ahora los habitantes se mostraron conformes por la decisión del intendente, aunque seguirán de cerca el tema como lo vienen haciendo desde hace años.


El polo tóxico
Sin embargo, las provincias de Buenos Aires y Córdoba, a pesar de tener un grado importante de contaminación ambiental y de personas enfermas por los químicos, no son las más afectadas. Según la doctora Graciela Gómez, abogada encargada de llevar los casos de enfermos más resonantes del país a causa de la fumigación de agrotóxicos, la provincia de Santa Fe es la más complicada en cuanto a la intoxicación. “El gobierno es funcional a esto ya que vive de la soja y no hay ningún tipo de control.

La sociedad cree que va a perder las fuentes de trabajo si reclama, pero no es así. Desde el 2004 estamos pidiendo una reforma de la ley provincial. Tienen el ‘monocultivo mental’ porque no entienden.
Lo he escuchado al gobernador en varias ocasiones, pero no quiere hacer nada”, explica la letrada.

La explotación agroindustrial

Según los datos recogidos por “Democracia”, se empezó a fumigar con agrotóxicos en los años 1996 y 2000. Esta práctica se fue profundizando a partir del 2004, en pleno boom sojero, cuando también las exportaciones crecieron estrepitosamente, lo cual trae aparejado que la problemática de las fumigaciones con insecticidas tome carácter internacional. La abogada Graciela Gómez envió un informe detallando cómo puede afectar a las poblaciones el consumo de soja contaminada que se importa otros países. La carta, enviada al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al Parlamento Europeo y al Alto Comisionado de Derechos Humanos, pone de manifiesto la gravedad de la situación.

Los expertos consultados por este semanario afirman que se pueden utilizar otros medios de producción sin aplicar agrotóxicos, los que generarían las mismas fuentes de ingreso para el campo. Sin embargo, creen que detrás de todo están las empresas que fabrican los productos tóxicos, las cuales facturan millones de pesos mensualmente. Por el momento el país seguirá envenenado y causando los estragos que se suceden hasta la actualidad.



Fuente: El Clorindense



___________________________________________________________________ 
___________________________________________________________________ 
___________________________________________________________________ 
___________________________________________________________________ 

8 de Abril de 2012
Situación de los Pueblos Fumigados en Argentina, 2012
Opinión desde la Red de Médicos de Pueblos Fumigados
Desde hace más de 10 años distintos grupos de vecinos vienen denunciando que el indiscriminado uso de agrotóxicos en sus territorios ocasiona enfermedades en sus familias, muchas de ellas muy graves. Ante esta situación, algunos miembros de equipos de salud de los pueblos fumigados se reunieron en la Facultad de Cs. Médicas de Córdoba (2010) y de Rosario (2011) y formaron esta Red para estudiar y recopilar datos sobre el impacto que la actual forma de producción agroindustrial ocasiona en nuestras comunidades; para difundir la información científica -que las empresas como Monsanto y los gobiernos nacionales y provinciales ocultan- sobre la toxicidad de glifosato, 2.4D, atrazina, endosulfán, clorpirifós, etc. Y también para acompañar al movimiento de las comunidades damnificadas en sus reclamos por derechos a la salud y a un ambiente sano.

NOTA COMPLETA EN PDF (mover el cursor sobre la misma);




El Modelo Productivo: uso creciente de agrotóxicos
La tonelada de soja que cotizaba a 160 u$s en 2001, en marzo de 2012 valía 500 u$s, el rendimiento promedio es de 3 a 4 tn/ha, los costos de producción son de 100-150 u$s/ha: la rentabilidad es descomunal. De un total de 300.000 productores rurales en todo el país, 80.000 se dedican a esta agricultura transgénica y química, de ellos 20.000 concentran el 70%  de la producción,  son básicamente  S.A. y pooles de siembra que lo hacen arrendando campos o intrusando territorios de pueblos originarios o de campesinos ancestrales. En los últimos diez años, la frontera agrícola se ha expandido casi en un 60%, avanzando sobre regiones destinadas a otras producciones, sobre territorios con agricultura familiares y masivamente sobre bosques.
Mapa del cultivo de soja, 2005-2009 SAGyP 
Impera una agricultura de monocultivos, una agricultura química, un modelo agroindustrial que utiliza un paquete tecnológico que incluye siembra directa, semillas transgénicas y aplicación agrotóxicos. En ese marco, y principalmente como consecuencia de la inviabilidad natural del monocultivo, con el fin de sostener la productividad se aplican cantidades cada vez mayores de agroquímicos en un territorio donde conviven con los cultivos transgénicos más de 12 millones de personas.  Hay que reconocer que los “productos” que utilizan son todos venenos: los herbicidas, como glifosato, 2.4D o atrazina, están destinados a matar plantas, y los orientados a matar insectos como endosulfán, clorpirifós, dimetoato, etc. tienen efectos deletéreos sobre la salud humana
La  utilización de estos agrotóxicos viene aumentando exponencialmente desde el año 1990: en ese momento se usaban 30 millones de litros de venenos, hoy (2012) se aplican más de 340 millones de litros. En la misma hectárea donde se usaban 2 ó 3 litros de glifosato, hoy se usan 8 ó 12 litros y se le agrega 1,5 litros de 2.4D por año, en zonas de Santiago del Estero y Chaco se usa hasta 20 litros/ha. de Round Up.
aumento de consumo de agroquímicos por año, en millones de litros / kilos 
El gobierno estimula este tipo de producción, haciendo oídos sordos al reclamo de los pueblos fumigados de restringir inmediatamente las fumigaciones en zonas pobladas, prohibir las criminales fumigaciones aéreas y poner en discusión el sistema de producción agraria en la Argentina.

Situación de los pueblos fumigados
Después de 15 años de fumigaciones sistemáticas, los equipos de salud de los pueblos fumigados detectan un cambio en el patrón de enfermedades en sus poblaciones: los problemas respiratorios son mucho más frecuentes y vinculados a las aplicaciones, igual que las dermatitis crónicas; de la misma manera, los pacientes epilépticos convulsionan mucho más frecuentemente en época de fumigación, son más frecuentes la depresión y los trastornos inmunitarios.
Se registran altas tasas de abortos espontáneos (hasta del 19%) y aumentó notablemente las consultas por infertilidad en varones y mujeres. Los rebaños de cabras de los campesinos y originarios registran, en algunas zonas, hasta un 100% de abortos vinculados a la exposición con pesticidas. Se detecta también un aumento de trastornos tiroideos y de diabetes.

occipitomielocele en un recien nacido




Cada vez nacen más niños con malformaciones en estas zonas, especialmente si los primeros meses del embarazo coinciden con la época de fumigaciones.  Síndromes de Down, mielomeningoceles, cardiopatías congénitas, etc. se diagnostican con frecuencia en estas áreas.

mielomeningocele operado en un recien nacido
Los pueblos fumigados también presentan un cambio en sus causas de muerte. Según los datos de los registros civiles a los que hemos podido acceder, encontramos que más del 30% de las personas que mueren en estos pueblos fallecen por cáncer, mientras que en todo el país ese porcentaje es menor a 20%. La mortalidad por cáncer aumento claramente en estas áreas, siendo éste un fenómeno nuevo, detectado por nuestros colegas desde el año 2000 y no verificado antes. Curiosamente, la fecha coincide con la  expansión del consumo de glifosato y otros agroquímicos que son masivamente aplicados en la zona.
La agresión química afecta a todas las personas, pero sin duda que los pobres del campo, los peones, sus mujeres y niños, son los que tienen menos posibilidades de proteger y recuperar su salud. Además, desde el norte de Córdoba y Santa Fé, la mayor parte de los nuevos emprendimientos de agricultura química son concretados por S.A. y pooles de siembra; estos utilizan la vía aérea de fumigación de manera casi generalizada y las dosis de venenos son mucho más alta por las condiciones climáticas y biológicas de la región, las consecuencias las sufren principalmente los pueblos originarios y los campesinos ancestrales.

Las evidencias científicas
Las manifestaciones clínicas que los médicos de pueblos fumigados observamos en nuestros pacientes encuentran su causalidad biológica en los resultados de investigaciones científicas en modelos experimentales con diversos plaguicidas, incluyendo glifosato. Así, por caso, investigaciones de nuestros científicos demuestran de qué manera el glifosato actúa en el desarrollo embrionario produciendo malformaciones (Carrasco 2010), y como este veneno genera daño a las moleculas de  ADN del nucleo celular, promoviendo líneas celulares mutantes que ocasionarán cáncer si no logran ser eliminadas por el individuo (Alassia 2011, Simoniello 2010).
ensayo cometa que revela el daño que genera el glifosato en moleculas de ADN
También, numerosas publicaciones científicas en todo el mundo demuestran cómo la exposición a agrotóxicos aumenta notablemente las tasas de malformaciones, abortos, cáncer y trastornos hormonales en las personas sometidas a fumigaciones reiteradas.
Incluso las Revisiones Sistemáticas de la Medicina Basada en la Evidencia sostienen la necesidad de disminuir esta exposición por contarse con evidencias suficientemente fuertes y consistentes para reconocer que la exposición a plaguicidas aumenta el riesgo de afectar la salud humana (Sanborn 2005 y 2007).
Ver  Informe del 1º Encuentro (mover el cursor sobre la misma):


Negando la Realidad
A pesar de todas las denuncias hechas por los vecinos, la información  recopilada en los Encuentros de Médicos de las facultades de medicina de Córdoba (2010) y de Rosario (2011), y todos los datos científicos que demuestran la toxicidad de los pesticidas, el Gobierno sigue apostando a aumentar la producción agraria con el mismo modelo. Del sector empresario, académico y gubernamental, que defienden a la agricultura química, se sigue insistiendo que no hay pruebas suficientes…, nos recuerdan a Phillips Morris cuando afirmaba que no había pruebas de que el cigarrillo produjera cáncer de pulmón; ensayos controlados de toxicidad no son éticamente realizables en humanos, pero los datos epidemiológicos terminaron sepultando la coartada de las multinacionales del cigarrillo; como también demuestran hoy las toxicidad de los productos de Monsanto, Dupont, Syngenta, Bayer o Novartis.
No se aplica el Principio Precautorio de la Ley de Ambiente, no se trata el proyecto de ley nacional que penaliza aplicar estos venenos sobre las personas, se sigue promoviendo el aumento indiscriminado de su utilización y se sigue manifestando que el glifosato es tan inocuo como “agua con sal” o que se puede tomar un vaso lleno de round up sin peligro, como lo hizo el Ministro de Ciencia y Tecnología Lino Barañao. (ver: http://www.reduas.fcm.unc.edu.ar/el-glifosato-no-es-agua-con-sal/)
Predomina el negocio sobre el derecho a la salud, el oro sobre la conciencia y se aferran a las mentiras que impuso Monsanto cuando impulsó la producción transgénica. Incluso en los pueblos fumigados vemos cómo familias de productores muy afectadas por los químicos niegan esta relación, alucinados por la millonaria diferencia que alcanzan al final de la temporada.
el oro sobre la conciencia los dolares sobre la salud y el ambiente
Casi 2500 millones de u$s se gastan en agrotóxicos en Argentina; las empresas transnacionales proveen las semillas y los venenos, compran la producción, controlan nuestro comercio exterior y además especulan financieramente con el precio de los alimentos (estos son los que se quedan con la mayor parte de la renta). Y como si fuera poco, enferman a nuestra población rural y destruyen su ambiente con la complicidad de los gobiernos provinciales y el nacional.

Para restringir mínimamente esta catástrofe sanitaria nos piden más pruebas. ¿Cuánto sufrimiento, dolor y muertes tendremos que mostrar para que reconozcan la necesidad de limitar las fumigaciones?

¿Qué reclamamos?
•    Prohibición de las fumigaciones aéreas, tal como se ha hecho en la Unión Europea.
•    Restricción del área de fumigaciones terrestres, alejándolas de las zonas pobladas.
•    Reclasificación de los agrotóxicos utilizados en nuestro país, considerando sus efectos agudos, de mediano y largo plazo en los seres humanos.
•    Aplicación del Principio Precautorio establecido en la Ley General del Ambiente Nº 25.675, Art4º.
•    Creación de una dependencia de Salud y Ambiente encargada de autorizar o rechazar el uso de cada pesticida en particular, en reemplazo del actual ente regulador (SENASA) en el que sólo participan el área de agricultura del estado, los productores representada en la Mesa de Enlace  y las Cámaras productoras de plaguicidas, prevaleciendo así las necesidades productivas y comerciales por sobre la salud de nuestras comunidades.

Los vecinos, los ciudadanos, ¿qué podemos hacer?
Ante esta situación, el papel de los miembros de los equipos de salud, los vecinos, las comunidades y la sociedad en general es fundamental.  Resulta imprescindible que cada uno de nosotros en nuestro barrio, nuestro pueblo o ciudad nos organicemos para reclamar por el derecho a la vida,  a la salud y a un ambiente sano.

Ayúdanos a recoger información sobre el impacto en la salud de los agrotóxicos:
•    Recoger testimonios, en los que se reconstruyan situaciones de vulneración de derechos en historias de vida reales constantes y sonantes para denunciar el actual atropello por parte del agronegocio y sus socios políticos y sociales.
•    Hacer mapas o croquis de las poblaciones con los campos de transgénicos, los acopios y depósitos de venenos, ubicando los domicilios de los vecinos enfermos de cáncer, malformaciones, hipotiroidismo, púrpuras, lupus y diabetes. Esto grafica crudamente en una imagen lo que decimos en muchas palabras.

georeferenciación de casos en Barrio Ituzaingo de Córdoba, año 2005, a la derecha del barrio estaban los campos de soja

•    Hablar con los médicos de tu pueblo o barrio e invítalos a informarse y contactarse con esta Red.
•    Organizar actividades de divulgación y debate del problema en tu localidad.  Es preciso poner en la esfera pública este conflicto; miembros de esta Red pueden participar aportando sus conocimientos técnicos sanitarios del tema.
•    Generar grupos colectivos de “Paren de Fumigar” en cada pueblo que promuevan la generación de ordenanzas y normas locales que restrinjan las fumigaciones generando reparos ambientales de 800 o 1000 metros a partir del ejido o limite urbano de los pueblos; que impida la circulación de los mosquitos cargados de venenos por las calles, que retire los acopios de granos de los centros urbanos y también de los depósitos de agrotóxicos. Y que coordinen con grupos similares de tu provincia y el país.
•    Ayúdanos a difundir la información que recogemos en los medios de comunicación de tu zona.

Es la hora de participar, involucrarnos y ejercer una ciudadanía plena en la defensa de nuestros derechos.
Esta lucha la hacemos entre todxs

Dr. Medardo Avila Vazquez
Médico Pediatra y Neonatólogo
Coordinador Red Universitaria de Ambiente y Salud
Médicos de Pueblos Fumigados
Red Universitaria de Ambiente y Salud – Medicos de pueblos fumigados
medardoavilavazquez@yahoo.com.ar
0351 155915933


___________________________________________________________________
___________________________________________________________________
___________________________________________________________________
___________________________________________________________________


ENLACES RELACIONADOS

Maxo Morer - Prensa Libre Pueblos Originarios
_______________________________________








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.